Un socio argentino, detrás del debut del magnate en la región