Un "tapado" a cargo de uno de los sitios más populares del mundo

Es Bob Davis, que llegó a las nuevas tecnologías y sus negocios casi por accidente y triunfó
(0)
29 de octubre de 2000  

MADRID.- Bob Davis, un experimentado vendedor de Boston, probablemente no sea un ídolo de la Internet mundial. Sin embargo, está a punto de asumir la conducción de uno de los negocios vinculados con los sitios Web más ambiciosos del mundo.

No habla español. Y hasta hace aproximadamente cinco años, su única conexión con la industria de la tecnología, mucho menos con la Internet, era como vendedor de un fabricante de procesadores de palabras que estaba tratando de abrirse camino con un nuevo integrador de sistemas. Pero desde el viernes, Bob Davis, que creció en las calles pobres de Boston, dirige el portal de Internet de habla hispana más importante del mundo, y lo hace desde Waltham, Massachusetts. ¿Le parece extraño? Pero no es más extraño que el extraordinario ascenso de Davis al rubro on line.

Davis es el director ejecutivo de Terra Lycos, la firma mundial de Internet formada por la fusión de Lycos, el portal número dos del mundo, después de Yahoo!, y Terra Networks, el portal líder en español y una división de Telefónica. Terra es la compradora, pero Davis tomará la conducción.

La nueva compañía será el tercer sitio de Internet más popular del mundo, después de Yahoo! y de AOL. Aunque nunca fue tan famosa como Yahoo!, Lycos la ha superado en varios aspectos. Es una compañía más "internacional", que posee operaciones con marcas locales en 37 países. Gracias a sus adquisiciones, no es solamente un portal, sino que también es una compañía de medios publicitarios. Y ahora además se convirtió en un proveedor de servicios de Internet (ISP): Terra posee aproximadamente 3 millones de suscriptores ISP, la mayoría de los cuales reside en España y América latina.

A pesar de esto, Lycos usualmente es menospreciada por sus competidores y relegada a ocupar la posición de segundo portal por parte de la prensa. Davis también ha sido subestimado porque no posee credenciales de tecnología ni tiene el aspecto de un hombre común, sus rivales lo han calificado como un "aficionado a las ventas" que simplemente tuvo suerte.

Aunque esto es injusto, Davis, que no es ningún visionario de la Internet, para empezar, verdaderamente recibió un golpe de suerte. En 1995, un amigo suyo que se dedicaba a realizar operaciones de riesgo acababa de invertir dinero en una nueva tecnología orientada a la búsqueda en la Web y necesitaba que alguien convirtiera todo eso en un negocio. Entonces, le preguntó a Davis si aceptaba hacerlo, y de ese modo lo convirtió en el primer empleado de Lycos. Davis no era la opción más obvia. El fue empujado hacia las ventas más que hacia la tecnología. Expulsado de su trabajo full time en IBM porque tenía aspecto "demasiado infantil", se encaminó hacia General Electric y después ingresó en Wang Laboratories, donde pasó 11 años vendiendo sistemas para procesar palabras, y más tarde servicios de integración de sistemas.

Una vez que se involucró con la industria de Internet, tuvo el camino despejado. Entonces, los motores de búsqueda eran una novedad y quienes los financiaban fantaseaban con que una tecnología superior sería suficiente para construir el negocio. Davis se dio cuenta de que esta etapa no duraría, y de que Lycos necesitaría expandirse a gran velocidad.

Promocionó la compañía a comienzos de 1996, luego se expandió hacia Europa y Japón.

Compró la división on line de la revista Wired y varios sitios comunitarios. Lycos ha sido rentable desde 1997. Al igual que una cadena de televisión, Lycos se transformó, principalmente, en una "casa de marcas", más que en una marca monolítica como Yahoo!

Propuesta diferente

Terra Lycos es una propuesta diferente. Tiene como objetivo firme alcanzar los mercados de crecimiento internacional, y no está preocupada por la guerra del mercado bursátil en la industria de Internet más madura de los Estados Unidos. Con Bertelsmann, posee un poderoso componente de medios publicitarios, que suma poder por el hecho de que AOL y Time Warner deben terminar todas las alianzas con Bertelsmann para poder ganar la aprobación antimonopolio para su fusión, lo que empujará a Bertelsmann cada vez más cerca de Terra Lycos. Gracias a una infusión de dinero en efectivo realizada por Telefónica, la nueva compañía abrirá sus puertas con US$ 3000 millones en el banco, lo que constituye un envidiable monto para las adquisiciones.

Sin embargo, continúan los interrogantes sobre si Davis podrá unir exitosamente a Terra y Lycos. La firma fusionada comenzará siendo una "empresa que da pérdida", a diferencia de Lycos en la actualidad.

Aún se desconoce el papel fundamental de Telefónica: su presidente y arquitecto de la fusión, Juan Villalonga, fue forzado a renunciar este verano, y en vez de ser nombrado presidente de Lycos, que era lo que Villalonga intentaba hacer, su sucesor eligió al presidente de General Electric Europa para que desempeñe la tarea.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.