Una espera que ya lleva más de 17 años

Carlos Rosa ganó un juicio en 1992; le pagaron 8 años después y volvió a reclamar por la liquidación
(0)
9 de diciembre de 2009  

"Yo pedí un reajuste de mi jubilación y obtuve sentencia judicial favorable en marzo de 1992. Me pagaron esto en el año 2000 pero, por supuesto, mal. Recurrí al defensor del Pueblo de la Nación que, después de varios trámites, me recomendó ir nuevamente a la Justicia. En 2007 empecé el juicio por ejecución de sentencia y ahora obtuve un fallo en segunda instancia [la Anses apeló la resolución de primera instancia]. La Anses fue notificada en octubre; es decir que después de muchos años [más de 17] le dicen: «Pague lo que la sentencia de 1992 dictaba»."

El testimonio, dado a LA NACION por el jubilado Carlos Rosa, refleja el largo camino que muchos pasivos transitan para poder cobrar lo que consideran justo.

Rosa está próximo a cumplir sus 80 años, y expresa su temor "a que a esta edad deba esperar otros ocho años para cobrar". Según comenta, le explicaron que la liquidación de su causa aún no se concreta por mecanismos administrativos que, en definitiva, demoran más la resolución de los expedientes.

El reclamo de este jubilado está referido a cómo le calcularon inicialmente su haber mensual. Al margen de esa causa, Rosa ya tiene otra demanda en trámite por la falta de actualización de sus ingresos en los últimos años: en este caso reclama la aplicación del criterio del caso Badaro, en el que la Corte sostuvo que entre 2002 y 2006 debió aplicarse a las jubilaciones un aumento equivalente a la evolución que tuvieron los salarios activos, según un índice oficial.

A Rosa, como a muchos otros jubilados y pensionados, la falta de un régimen de movilidad entre 2002 y 2008 le significó una pérdida del poder adquisitivo de sus haberes.

Entre aquellos años se dispusieron incrementos, por lo general acotados a quienes ganaran menos de determinada cifra. En 2006 se comenzó a dar ajustes con alcance para todos los pasivos. Y desde este año está vigente la ley de movilidad, que dispone que habrá dos subas de haberes cada año: en los meses de marzo y de septiembre. El porcentaje de la mejora se calcula según un índice que combina la evolución de los salarios y la de la recaudación de recursos del sistema previsional.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.