Señal para el FMI: la ley de responsabilidad fiscal. Una historia de pactos con escaso éxito