Detrás de la etiqueta. Una marca que logró atravesar tres océanos