Una nueva manera de brindar por el nuevo año

Varias firmas decidieron poner en marcha estrategias innovadoras
(0)
22 de diciembre de 2013  

El gasto en la celebración por la llegada de fin de año es un tema que no pasó desapercibido este año para las empresas. Hace unas semanas, una compañía industrial y una empresa de servicios que no están relacionadas entre sí alquilaron un mismo salón porteño, de grandes dimensiones, para compartir la inversión.

Por su parte, este año en Mobiliarios Fontenla ahorraron alrededor de $ 20.000 al reemplazar la contratación de un show con juegos con los empleados. "Todos los años hacemos una cena en un salón privado donde después se puede bailar. El precio de los shows en diciembre era exorbitante, entonces decidimos hacer participar a todos en actividades lúdicas entre sectores y sorteos. Fue algo artesanal, pero con excelente resultado porque las personas sintieron que era algo personal. Usamos un buen recurso para no tirar manteca al techo y pasarla bien", dice Federico Fontenla, director general de la empresa.

En Papelera del Plata hacía varios años que no se hacía una fiesta de fin de año. "Sentíamos que era necesario recuperarla y entre los criterios que le propusimos a los directores para hacerlo estuvo el de tener el presupuesto controlado. Queríamos una celebración sin derroche", dice María Blondin, a cargo del área de Desarrollo Organizacional. Se eligió un lugar de campo de Pilar para convocar a 800 personas y también se hizo una fiesta en un club social de la provincia de San Luis, donde la empresa tiene una planta. Entre los ahorros, Blondin cuenta que no se eligieron lugares suntuosos para los encuentros y que se prefirió hacer varios obsequios de menor valor en lugar de costosos.

Coca-Cola no recortó el presupuesto de su fiesta, pero por primera vez tomó la decisión de asociar el festejo a la beneficencia. Se dispuso entonces que cada empleado hiciese un regalo a los niños de la ONG Caacupé, que trabaja para mejorar la calidad de vida de familias que viven en la villa 21-24 del barrio porteño de Barracas. "Este año trabajamos mucho sobre la solidaridad y el voluntariado, y nos pareció una buena idea llevarlo a la fiesta", dice Alejandro Melamed, vicepresidente de RR.HH. de Coca-Cola.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.