Una petrolera estatal china desmintió su interés en adquirir una participación en YPF