Una propuesta para crear más empleos

Aldo Abram
(0)
19 de julio de 1998  

Bajar los aportes patronales incentiva la creación de empleo? Una reducción de aportes implica una baja del costo laboral en relación con el precio del capital. Por lo tanto, dado que uno tiende a utilizar más aquello que se ha vuelto más barato, los empleadores también lo harán en su afán por incrementar sus ganancias.

Otra forma de demostrarlo es mirar cuánto empleo se genera cuando crecen la producción o la relación entre el crecimiento porcentual de la ocupación por cada punto porcentual de incremento del PBI. Esta relación fluctuó entre 0,25 y 0,40 en la Argentina. Sin embargo, en mayo de 1997 se incrementó a 0,67 y en octubre volvió a saltar a 0,74. El motivo de esta potenciación de la creación de puestos de trabajo fue la rebaja de aportes patronales de finales de 1996 y la implementación de las modalidades promovidas de trabajo. La principal razón por la cual los empresarios utilizan masivamente este tipo de contratos es porque no pagan aportes patronales.

¿Conviene restringir la rebaja de aportes patronales a los sectores exportadores? En la Argentina y en el mundo, los sectores que generan trabajo son los relacionados con los bienes y servicios que no se comercian internacionalmente. En tanto, los industriales que producen bienes transables tienen una tendencia a reducir la mano de obra.

Algunos subrayan que incentivar las exportaciones impulsará el crecimiento y esto generará más empleo. Sin embargo, no es cierto que un país deba exportar para crecer. Supongamos una isla que no tiene contacto con el resto del mundo, cuyos nativos pescan con la mano y bajan cocos de los árboles para subsistir. De pronto, uno inventa la red y pueden pescar mucho más, destinando más tiempo a bajar cocos de los árboles. La producción de la isla aumentó, el bienestar económico de los nativos mejoró y jamás exportaron nada. La base del desarrollo y el bienestar económico es lograr una economía más eficiente. Por lo tanto, lo peor que podemos hacer es privilegiar un determinado sector con la rebaja de aportes patronales.

Un nuevo tipo de contrato

¿Cómo viabilizar una rebaja de aportes patronales? La propuesta del Ministerio de Economía genera pérdida de recursos tributarios que habría que cubrir aumentando o creando impuestos internos (distorsivos e ineficientes), e instrumentando una injusta retroactividad del impuesto sobre los intereses que pagan las empresas.

La solución a este problema parece ser tener en cuenta que a la hora de decidir contratar más empleados, los empresarios no consideran el costo de la mano de obra que ya tienen empleada, sino el costo de la incorporación de nuevos trabajadores. Para incentivar la creación de puestos de trabajo es necesario bajar los aportes patronales de los nuevos empleados.

Para ello, Proeco propone la creación de un Contrato por Tiempo Indeterminado "Proempleo". Este tipo de contrato tendría una forma de implementación similar a las modalidades promovidas, que se han demostrado exitosas como instrumento de creación de empleo. No podría ser acusado de precario o "basura", debido a que para el trabajador tiene similares condiciones que la actual modalidad por tiempo indeterminado. La diferencia es que el empleador estará exento de los aportes patronales al sistema previsional.

Para evitar un brusco desfinanciamiento del sector público, la nueva modalidad de contrato tendría condiciones que permitirían su utilización para los nuevos puestos de trabajo, pero extendería en el tiempo el cambio a la nueva modalidad de los empleados actuales. Así, se logra mayor creación de empleos con un menor costo tributario, sólo $ 860 millones contra los $ 2700 de la reforma oficial y los más de $ 4200 millones que esta última necesitaría para lograr el mismo objetivo. De esa forma, sería factible no tener que incrementar impuestos ineficientes para financiar el bache fiscal.

Por: Aldo Abram
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.