Serio pero no solemne. Una reflexión corta, poca antes del Día del Trabajo