Una soga financiera para ayudar a los emprendedores a dar sus primeros pasos

Distintas iniciativas del sector público y privado se suman a las posibilidades de incubación y asesoría existentes, para acercar a las nuevas empresas al ansiado capital
Distintas iniciativas del sector público y privado se suman a las posibilidades de incubación y asesoría existentes, para acercar a las nuevas empresas al ansiado capital
Luján Scarpinelli
(0)
29 de junio de 2014  

Como las rueditas de la bicicleta, que ayudan a los principiantes hasta que logran el equilibrio, los emprendedores tienen nuevos programas donde apoyarse hasta tomar envión.

Diferentes concursos e iniciativas del sector público y privado, en la ciudad y a nivel nacional, fortalecieron en los últimos tiempos las redes de sostén de nuevas empresas. Ejemplos de ello son la aceleradora BAEmprende, en territorio porteño; el concurso de nuevas empresas del Centro de Innovación Tecnológica, Empresarial y Social (Cites), del Grupo Sancor Seguros, y el programa Ogilvy Finishers, lanzado por la agencia de publicidad Ogilvy & Mather. En cada caso, la participación acerca a los emprendedores de diferentes áreas al financiamiento, y los enfrenta a oportunidades reales de negocio que los ayudan a consolidarse.

La aceleradora del gobierno de la ciudad se basa en una concepción del ecosistema como una red de apoyo mixta. Consiste en un programa de financiamiento que funciona en conjunto con las aceleradoras privadas. La ciudad destinó a esta iniciativa $ 18 millones que se dosificarán en un plazo de tres años como coinversión. Los fondos, explica Mariano Mayer, director de la Dirección General Emprendedores de la Ciudad, irán a cinco aceleradoras seleccionadas por un jurado, en montos de hasta $ 3 millones para invertir en proyectos o empresas de alto impacto, y $ 600.000 para cubrir costos operativos. La otra mitad del financiamiento correrá por cuenta de las aceleradoras, que convocarán a emprendedores, postulantes a recibir el capital semilla de un mínimo de $ 50.000. Así, la inversión, y los riesgos, se hacen en forma conjunta. "El tipo de empresas que serán invertidas dependerá del esquema de atracción y selección de proyecto que adopte cada aceleradora", señala Mayer.

Otra de las iniciativas surgió en el interior. El Cites StartUps, de SanCor, es un concurso donde se buscan ideas y proyectos de innovación, en áreas específicas: biotecnología, nanotecnología, ingeniería y tecnologías de la información y comunicación. "Deberán tener un modelo de negocios sólido que resuelva problemas reales, y tenga la capacidad de transformarse en un emprendimiento sustentable y rentable", describen los organizadores del certamen, que cuenta con el Centro de Entrepreneurship de IAE Business School y la empresa tecnológica Baufest como guías aliados. Hasta el 15 de julio, los emprendedores tienen la posibilidad de presentar su solicitud para acceder al programa de capacitación -estimado como una inversión equivalente a US$ 10.000-, que se desarrollará en Sunchales, Santa Fe, desde agosto. En el proceso, detalla Nicolás Tognalli, gerente del Cites, quedarán seleccionados 14 emprendimientos, que se pondrán a prueba en un demo day ante inversores en diciembre. Para mayo de 2015 está prevista una ronda de inversión, en la que participarán el Cites, inversores ángeles del IAE y otros inversores de riesgo. "Hasta allí llegarán los de mayor potencial", aclara Tognalli.

En el campo de la comunicación, la agencia Ogilvy lanzó el programa Ogilvy Finishers, en busca de innovaciones en el área que incluye desde contenido audiovisual, comercio electrónico y data, hasta geolocalización. "El mundo está lleno de starters, sé un finisher", dice el lema del concurso, basado en una formación y mentoreo, por parte de profesionales de la agencia y -también aquí-, del IAE. El objetivo último es convertir ideas en oportunidades concretas de negocios. "Gran parte de las startups no llegan a concretarse porque no pueden acercarse a las necesidades reales del negocio", dice Diego Luque, director de Innovación Estratégica de la agencia. "En Ogilvy buscamos ser curadores y mentores de soluciones: esto es, ser un puente entre las necesidades de las empresas y las soluciones que ofrecen las startups", amplía. Luque alude a un nuevo rol en las agencias, como buscadores de talentos fuera de las propias fronteras, "en función del desarrollo del mercado".

Esta semana, la Universidad del Museo Social Argentino (UMSA) abrirá un nuevo espacio: el Centro de Emprendedores y PyMEs (CEP), donde acuñará nuevos empresarios, con asesorías en planes de negocio y rondas de inversión.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.