Una voz por la flotación del peso

El rector del CEMA, en favor de devaluar
(0)
9 de diciembre de 2001  

"Hay que flotar por culpa de Cavallo. Yo nunca lo hubiera querido, pero Cavallo fundió el sistema financiero." La frase del ex viceministro de Economía Carlos Rodríguez refleja el pensamiento del sector de pensamiento más ortodoxo y anticipa tal vez los próximos movimientos económicos: concentración de bancos, devaluación y, más adelante, dolarización.

En diálogo con LA NACION, el rector de la Universidad del Centro de Estudios Macroeconómicos de la Argentina (CEMA) indicó que "no debería haber inflación si la moneda flota" y que sólo hay que dolarizar si la paridad con el peso va más allá de los 2,5 por unidad".

-¿Qué debería pasar con el sistema bancario?

-Hay que discriminar a los bancos; aquellos que no se metieron en títulos públicos, rápidamente podrán devolverles el dinero a sus depositantes, mientras que los estatales quebrarán, si cambiara el sistema.

-¿En qué sentido?

-Los bancos deberían ofrecer cuotas-partes a sus clientes, además de cuentas corrientes que sólo puedan ser invertidas en títulos triple A. Después, tenemos que pasar a una etapa de flotación del circulante, porque el control de cambios no puede durar mucho tiempo más.

-¿No hay peligro de fluctuaciones excesivas?

-Creo que si el tipo de cambio se mantiene inestable, se dolarizará, pero el valor de equilibrio debe ser a 2,5, como fue en los 80, cuando tampoco entraban capitales.

-¿Y el peligro de inflación?

-No debería haber inflación si hay un Banco Central creíble que compre dólares para estabilizar la moneda. Se trata de flotar sólo para corregir distorsiones. Si no se imprimen pesos, no tendría por qué haber inflación debido a la recesión que hay. En todo caso, si nadie quiere pesos, el Gobierno debe comprar todo y entonces dolarizar.

-¿Qué hay que hacer en el Banco Central?

-Remover todos los instrumentos que le permitieron a Cavallo ocupar la entidad para rifar la convertibilidad. Por supuesto que habrá muchos melancólicos que querrán un Banco Central dependiente para financiar un impuesto inflacionario, como el que implementó Alfonsín.

-¿Por qué hay que flotar?

-Hay que flotar por culpa de Cavallo; yo nunca lo hubiera querido, pero Cavallo fundió el sistema financiero.

-¿Qué debería pasar con los deudores en dólares?

-Hay que permitirles algún tipo de compensación. A la gente que tiene hipotecas en dólares, también hay que aclararles qué va a pasar; que paguen algún costo, pero tal vez con alguna quita. Si a las provincias les bajaron la tasa al siete por ciento, por qué no hacerlo con la gente.

-¿Qué pasaría si se dolarizara ahora, uno a uno?

-Continuaría la creencia de que hay que devaluar. Es más fácil devaluar y que la moneda encuentre su punto de equilibrio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.