Uruguay analiza flexibilizar su régimen de secreto bancario

La medida, que busca evitar la evasión, afectaría a los argentinos que tienen ahorros en ese país
(0)
25 de mayo de 2010  

MONTEVIDEO.- El gobierno de Uruguay decidió gravar los depósitos bancarios en el exterior con sus impuestos a la renta y al patrimonio, y simultáneamente analiza flexibilizar el régimen de secreto bancario para evitar posibles delitos de evasión tributaria.

Esta última medida afectaría a muchos ahorristas argentinos que tienen colocaciones financieras en este país. En Uruguay hay depósitos de "no residentes" por 3886 millones de dólares, entre el dinero invertido en las entidades locales y el que sale al exterior previo paso por entidades financieras uruguayas (denominadas "offshore"). Si bien no hay datos desagregados por nacionalidad, se estima que la mayor parte de ese monto proviene de ahorristas de la Argentina.

Por ahora se trata de una intención del gobierno, porque para que entre en vigor se necesita una ley que sea aprobada por las dos cámaras legislativas. Pero, dado que el oficialista Frente Amplio tiene mayoría en el Senado y en la Cámara de Diputados, se descuenta que se convertirá en normativa legal próximamente.

Fuentes del gobierno de José "Pepe" Mujica aclararon a LA NACION que esto no significa que la autoridad impositiva argentina pueda "hacer base" en Uruguay para revisar cuentas de argentinos a su antojo, sino que la potestad para pedir el levantamiento del secreto quedará restringida a la Dirección General Impositiva (DGI) uruguaya, y además deberá mediar, igual que hasta ahora, la orden de un juez.

El proyecto de ley apunta a quitar la condición de presunción de fraude tributario para que la DGI pueda pedir a la Justicia que disponga la apertura de las cuentas bancarias de un contribuyente.

Uruguay no tiene un acuerdo con la Argentina en materia de cooperación tributaria. Fuentes del sistema financiero dijeron anoche que si Uruguay accede a un tratado con la Argentina, la plaza financiera local sufrirá un golpe durísimo. En consultas a fuentes del gobierno no se logró una respuesta concreta sobre esta posibilidad.

La decisión anunciada ayer, que combina una mayor carga tributaria y el menor resguardo del secreto sobre los depósitos bancarios, tiene un fundamento político, con una situación que en la interna de la izquierda uruguaya era difícil de sostener. Varios sectores del oficialismo expresaban disgusto porque los intereses de colocaciones en la banca local están gravados por ese impuesto, a la vez que los que están en bancos del exterior no se ven alcanzados.

Además, Uruguay busca mejorar su imagen ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que había cuestionado su régimen legal en la materia.

En la zona bancaria montevideana hubo sorpresa total. Los teléfonos de agentes financieros y corredores de bolsa recibían las inquietudes de los ahorristas, muchos de ellos argentinos. Todo eso luego de que al mediodía el gobierno anunciara el envío del proyecto de ley al Parlamento para gravar con los impuestos al patrimonio y a la renta personal los depósitos colocados en el exterior y la flexibilización del régimen de secreto bancario.

Salir de las "listas negras"

El proyecto fue aprobado ayer en el Consejo de Ministros presidido por el presidente Mujica. El ministro de Economía, Fernando Lorenzo, fue el vocero de la reunión. "Estamos ajustándonos a prácticas recientes y que además le permiten al país despejar toda duda respecto de la calidad de nuestra administración tributaria, el funcionamiento de nuestro sistema tributario y la voluntad de cooperación internacional", dijo el jefe del equipo económico.

"A nuestro entender se termina, con este proyecto, todo tema referido a listas en que el país pudiera en algún momento haber sido incluido. Estamos convencidos y seguros de que esta normativa nos deja a resguardo de esos temas", dijo Lorenzo, en alusión a la "lista negra" o "gris" de la OCDE sobre transparencia fiscal e impositiva.

La preocupación de los agentes financieros está en otro debate que se ha dado en la izquierda y que se percibe como probable riesgo futuro para los ahorristas. La reforma tributaria que implementó el gobierno de Tabaré Vázquez dispuso tasas diferenciales a las rentas generadas por el trabajo (con un máximo del 25%) y por el capital (que es de 12%). Pero los grupos más a la izquierda de la coalición han reclamado emparejar las tasas, para que el trabajo no pague más impuestos que las ganancias financieras.

Dinero uruguayo en el exterior

La exposición de motivos del proyecto, señala que el propósito es gravar "los préstamos de personas físicas residentes efectuados a no residentes, y los depósitos, colocaciones y participaciones en el capital en entidades no residentes por parte de personas físicas residentes" con "el impuesto a las rentas de las personas físicas y con el impuesto al patrimonio". Y añade que "a efectos de posibilitar el control de las nuevas situaciones gravadas y avanzar en el control integral de la tributación, se amplían normas que permiten el acceso a la información en poder de los bancos, por parte de la administración tributaria y en aplicación de convenios internacionales suscriptos por la República".

El ministro Lorenzo dijo que los uruguayos tienen depósitos en el exterior por 9000 millones de dólares. Según registros del Banco Internacional de Pagos (BIS por Bank for International Settlements), a fines de 2009 los ahorros a nombre de uruguayos eran por 8700 millones de dólares.

Fuentes financieras sostienen que ahí hay mucho dinero de argentinos que tienen la cuenta a nombre de una sociedad anónima uruguaya. "Para no verse perjudicados podrán hacer un trámite no muy complejo y abrir una sociedad en otro país; mantendrán reserva y no quedarán bajo el IRPF uruguayo", dijo un agente que atiende una amplia cartera de inversores porteños.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.