Uruguay pidió la captura del banquero José Rohm

La justicia del vecino país libró la orden de detención a Interpol del ex directivo del BGN
(0)
23 de mayo de 2003  • 20:23

MONTEVIDEO.- Uruguay libró hoy un pedido de captura internacional contra el ex banquero argentino José Rohm, informó el ministro del Interior, Guillermo Stirling.

Rohm, que según ciertas versiones periodísticas reside en los Estados Unidos, está acusado por un delito de estafa y defraudación continuado contra los ahorristas del ex Banco Comercial, que quebró en 2002, y del ex Banco General de Negocios (BGN).

Stirling dijo que el pedido de captura presentado por el juez penal José Balcaldi ya fue derivado a Interpol (Policía Internacional) de Uruguay.

Asimismo, se reclamó la captura internacional de Marcelo Muiño y Julio C. Tielens, también argentinos, vinculados al grupo Rohm.

La justicia uruguaya tiene en trámite un pedido de extradición de Carlos Rohm, preso en la Argentina, por este mismo caso.

Según datos extraoficiales, la estafa de este grupo en Uruguay llegaría a 782 millones de dólares.

Stirling dijo que tras el informe de la revista Gente, que lo ubicó y fotografió en Miami, "se presume que Carlos Rohm siga estando en Estados Unidos".

Reveló que si se concreta la captura, Uruguay enviará todos los antecedentes judiciales a Estados Unidos para iniciar "un proceso de extradición".

En el pedido de procesamiento realizado por la fiscal del caso, Cristina González, se señaló que dentro del Comercial, el denominado grupo Rohm "se ocupaba de mantener la apariencia de banco con prosperidad mediante la utilización de instrumentos y operaciones rodeados todos de falsedad de tal magnitud que engañaron a auditores externos e internos del banco".

Paralelamente, el ministro de Economía, Alejandro Atchugarry, anunció que la justicia contará con los recursos económicos necesarios para cumplir con todos los trámites que haya que realizar en estos casos.

El jueves, el juez Balcaldi había adelantado que las investigaciones podrían demorarse por falta de fondos.

El Banco Comercial, que era el principal del circuito privado con 1500 millones de dólares en depósitos, fue intervenido por el Banco Central y cesadas sus autoridades en enero de 2002; en agosto, en plena explosión de la crisis financiera, fue cerrado.

Sus accionistas extranjeros -JP Morgan, Credit Suisse y Dresdner Bank- se retiraron.

Balcaldi ya procesó a siete jerarcas bancarios, cuatro con prisión y tres libres provisionalmente, entre argentinos y uruguayos que cumplían funciones en el Comercial y en otras empresas como la Compañía General de Negocios y otras financieras a través de las cuales se instrumentaron las maniobras con bonos y fondos de clientes.

Fuente: AP

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.