Uruguay ya no es la meca para el capital argentino

La presión de la AFIP frenó el ingreso de inversiones financieras e inmobiliarias; de allí van a EE.UU.
Nelson Fernández
(0)
2 de septiembre de 2013  

MONTEVIDEO.- Uruguay ya no es el imán de dinero argentino destinado al ahorro y a la inversión inmobiliaria. Por la presión que puede ejercer la AFIP argentina a partir del acuerdo de intercambio de información tributaria entre los dos países, los dólares que los argentinos logran sacar de su país pasan en tránsito por aquí y tienen destino final en otros mercados, según apuntaron varios operadores. En Uruguay no se quiere hablar mucho de esto públicamente, porque inquieta el impacto negativo que puede tener en los precios de los inmuebles, luego de años de inversiones acumuladas. Pero los operadores admiten que las transacciones son escasas y que los que hacen negocios analizan con mayor cautela y se toman su tiempo.

Por ahora los precios no bajaron. Pero es cierto que los compradores comienzan a sentir que tienen más poder y negocian mejor.

Los operadores inmobiliarios reclamaron al gobierno de José Mujica que adopte medidas para compensar lo que identifican como ventajas de Miami frente a Punta del Este, de cara a la inversión de los argentinos. "Hay que cambiar las normas para favorecer a estos inversores como ya está ocurriendo en Miami", dijo la Asociación de Inmobiliarias de Punta del Este (Adipe).

Alberto Prandi, ex presidente de esa cámara y ex viceministro de Turismo en el gobierno de Tabaré Vázquez, reconoció que el acuerdo entre Uruguay y la Argentina para intercambio de información tributaria afectó la corriente de inversiones en ese balneario.

El economista Juan Carlos Protasi dijo a LA NACION que "los precios de las propiedades en Uruguay perdieron competitividad frente a los de Estados Unidos o Europa, y esto también hace más difícil el retorno de los inversores". Ex presidente del Banco Central y director de la revista Portfolio, especializada en inversiones financieras e inmobiliarias, Protasi dijo que "las inversiones de argentinos se redujeron a un mínimo, principalmente de los inversores poderosos", y que "las operaciones de compra por parte de argentinos en Montevideo" se dirigen sólo a unidades chicas", de bajo precio.

En Punta del Este aún son visibles construcciones frente a las playas Mansa y Brava y hacia La Barra, y también en zonas interiores. Pero el ritmo se ha frenado, algunas obras parecen detenidas y la autoridad local sigue recibiendo solicitudes de autorización para construcciones. Esos pedidos están en los niveles de hace algunos años, pero lejos del empuje vigoroso del año pasado.

En el mercado cambiario, en tanto, los depósitos de argentinos habían aumentado moderadamente entre marzo y junio de este año, aunque cayeron en julio.

"A los argentinos los ayudamos a sacar los dólares de su país, pero tampoco quieren quedarse acá y van para otros destinos", dijo un operador local, fuerte en el negocio con clientes porteños, que pidió no ser identificado. "Unos quieren simplemente preservar el capital y no les importa la tasa que obtengan, pero quieren seguridad, confidencialidad y lejanía con el gobierno argentino; otros buscan una renta atractiva y aprovechan las posibilidades que ofrece el mercado inmobiliario de Estados Unidos", añadió.

En Colonia, Montevideo y Maldonado (que incluye a Punta del Este) se resiente la actividad inmobiliaria por la disminución del ingreso de dinero argentino.

"El mercado inmobiliario de Punta del Este no se ha congelado, pero está muy lento y requiere que el sector público y el privado nos sentemos a una mesa para desarrollar la mejor estrategia", declaró el director de Turismo de la Intendencia de Maldonado, Horacio Díaz, a una FM local.

El argentino Mariano Sardans, CEO de FDI-Gerenciadora de Patrimonios, dijo a LA NACION que su firma instalada en Montevideo trabaja con muchos clientes argentinos que están optando por invertir en departamentos o casas en Estados Unidos para alquilar y obtener una renta. Sardans explicó que el inversor busca una ganancia de capital (por el aumento del valor del bien invertido) y una renta por alquiler, lo que Punta del Este hoy no puede ofrecer como lo hacía hasta hace poco tiempo.

Pero los argentinos que ya están en el Este no desarman su inversión. "Los propietarios argentinos se aferran a esos ladrillos ubicados en un lugar donde les da más tranquilidad y no tienen interés en moverlos" porque "no confían en su país", argumentó el operador Prandi. "Ni aun con las ventajas impositivas que se otorgaron para el blanqueo en la Argentina, casi nadie respondió a ellas", añadió.

Temores al otro lado del Río de la Plata

  • Competencia

    Operadores inmobiliarios en Uruguay admiten que, por precio y para evitar la cercanía de la AFIP, muchas inversiones inmobiliarias argentinas ahora se dirigen a EE.UU.
  • Etiqueta amarilla

    Un operador cambiario reveló que si bien ayuda a argentinos a sacar dólares de su país, muchos de ellos piden que luego deriven su dinero a otros destinos
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.