Varias compañías marítimas analizan no entrar en el puerto

El SOMU niega el servicio de remolque a los buques que transportan pescado a bordo
Emiliano Galli
(0)
23 de diciembre de 2009  

Las principales compañías marítimas internacionales podrían suspender a partir de hoy las escalas de sus buques en el puerto de Buenos Aires debido a las restricciones que sufren en el servicio de remolque. Esto podría provocar que los contenedores de importación se descarguen en Montevideo y se abandonen los de exportación en los muelles de las terminales porteñas.

El origen de esta decisión es una medida compulsiva que desde el viernes pasado instrumenta el Sindicato Obreros Marítimos Unidos (SOMU), encabezado por Enrique Omar Suárez, y que consiste en negarles el servicio de remolque a los buques portacontenedores que transporten pescado fresco o congelado, mariscos, calamares y harina de pescado a bordo.

Ayer, cinco buques permanecían demorados, y ya son 18 los afectados por estas medidas desde el viernes pasado, y alrededor de 200 los contenedores refrigerados que no pudieron ser exportados.

"El SOMU nos exige el manifiesto de embarque. Si tenemos pescado a bordo, tenemos que bajar el contenedor para poder sacar el barco del puerto. Esto generó demoras de hasta 72 horas. Perdimos la ventana de escala en puertos de Uruguay y Brasil, y eso significa multas por incumplimiento de contratos y pérdidas por flete de hasta US$ 25.000 diarios", resumió el ejecutivo de una naviera que pidió reserva de su nombre.

El manifiesto de embarque es un documento que sólo la Aduana puede exigir. Desde el Centro de Navegación explicaron que estas demoras son "gravosas e injustificadas" y que derivarán en "una seria congestión de buques, cancelaciones de escalas en Buenos Aires, transferencia de cargas a Montevideo y pérdidas millonarias para las marítimas y el comercio exterior argentino".

"No teníamos pescado pero igual nos negaron el remolque. Tuvimos el barco parado tres días en Exolgan [Dock Sud]", dijo un directivo de la brasileña Log-In Logística, que hace tráfico sólo en el Mercosur. El pescado, mayormente, se exporta a Europa y Asia.

La francesa CMA CGM anunció ayer la suspensión de la escala programada en Buenos Aires del buque CMA CGM Simba. En tanto, la chilena CSAV sufrió demoras en ocho barcos y analizaba operar la carga argentina en Montevideo, mientras que la suiza MSC decidirá hoy si cancela la recalada de sus próximos dos buques.

Hamburg Süd es una de las más afectadas debido a su tradicional relación con el sector pesquero. La naviera alemana, ante las demoras provocadas por el SOMU, obtuvo autorización de Prefectura para sacar uno de los barcos sin el servicio de remolque obligatorio. Cuando el SOMU se enteró, le comunicó al armador que no le brindará servicio "a ningún otro buque hasta que no presente el manifiesto de embarque de ese barco".

"Tenían 20 contenedores con harina [de pescado]. Hasta que no vuelvan esos contenedores no les vamos a dar remolque", dijo a LA NACION Omar Suárez, del SOMU.

Un año en conflicto

Suárez advirtió que los trabajadores de la pesca en Mar del Plata trabajan "en negro" y les reclama a las pesqueras que cumplan con los convenios colectivos de trabajo. Este conflicto lleva un año sin resolverse y por esta razón el SOMU decidió boicotear las exportaciones de pescado marplatense, impidiendo la salida de los barcos.

Lo cierto es que existe una lucha con el Sindicato Marítimo de Pescadores (Simape), un gremio con jurisdicción exclusiva en Mar del Plata, que agrupa -como el SOMU- al personal embarcado. Suárez advierte que el Simape "no tiene personería jurídica". Pero la resolución 216/2007 del Ministerio de Trabajo señala lo contrario: tiene la personería N° 1702 y es reconocido como sindicato.

Oscar Fortunato, director del Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas (CEPA, que agrupa a las empresas responsables del 30% de la exportación de pescado), destacó: "Nuestros barcos están pescando, pero no podemos exportar. Somos ajenos a este conflicto intersindical".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.