Vestimenta, alimentos y artículos del hogar son los rubros más afectados por la crisis