Vinos con nombre, apellido y origen

Son detalles a la hora de la elección
(0)
9 de diciembre de 2001  

MENDOZA (De un enviado especial).- El italiano Marco Scanu, importador y exportador de varias bodegas de Toscana, no perdió detalle de las charlas y degustaciones de Vinandino y visitó bodegas de Tupungato, en una recorrida ofrecida por los organizadores.

-¿Viene a buscar vinos argentinos para llevar a Italia?

-Sí. La idea es muy simple. Estamos seguros de que la calidad se logra alrededor de una producción limitada de entre 300.000 y 500.000 botellas anuales.

Queremos introducir en Europa a través de Italia una producción argentina muy particular. Cada vino tiene que tener su identidad con el lugar que se cosecha y con el dueño. Es muy importante la figura de este último.

-¿Y en la Argentina qué vinos aprecian?

-Aunque la Argentina tiene vocación por el Malbec, hemos visto producciones importantes de Cabernet-Sauvignon y Merlot.

-¿De qué zonas?

-Aunque se van descubriendo nuevas regiones desde Río Negro hasta Salta pasando por Mendoza, "el centro político del vino", nos gusta mucho el vino de San Juan.

-¿Ya está importando vinos de la Argentina?

-Si. Estamos llevando vinos de las bodegas Trapiche, Nieto Senetiner, Salentein, Cattena Zapata.

-¿Qué varietales?

-Sobre todo Malbec y Cabernet-Sauvignon y blancos.

-Por contrapartida, ¿por qué le interesa vender vinos italianos en la Argentina?

-Porque es el mercado más grande que hay fuera de Italia con ciudadanos italianos.

Entonces no se entiende cómo hasta ahora la presencia del vino italiano es poco representativa de su calidad y variedad.

Por último Scanu anunció que muy pronto estarán en venta en Buenos Aires los Chianti, Cabernet-Sauvignon, Sangiovese y Merlot, entre otros vinos producidos en Italia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.