Vivir cerca del cielo

Spa, cine, jaulas de golf, terrazas con vegetación y piscina climatizada son algunos de los lujos que incluyen las torres más cotizadas de Buenos Aires
(0)
27 de diciembre de 2009  

Hay algunos privilegiados de la ciudad de Buenos Aires que viven muy cerca del paraíso. Por la altura de las torres en las que viven y porque pueden jugar al tenis, practicar golf, entrenar en el gimnasio, relajarse en el spa, ir al cine o disfrutar de las mejores vistas de la capital, sin salir de casa.

Las torres de lujo que se construyeron en los últimos cinco años incluyen una cantidad de servicios o amenities para propietarios ambiciosos que quieren todas las comodidades en el hogar. Las torres Renoir, en Puerto Madero, se emplazan en una ubicación privilegiada, en el límite de la zona permitida para construir, lo que asegura de por vida una vista privilegiada del Río de la Plata.

LA NACION recorrió la torre I de Renoir, habitada desde hace un año. Lavadero de mascotas, hotel de mucamas (para quienes necesiten ocasionalmente alojar al servicio doméstico), microcine, una sala de mecánica ligera y un área para choferes son algunas de las excentricidades que se encuentran en el subsuelo. "Es una torre pensada para ser de lujo y para quienes están acostumbrados a los niveles internacionales", dice Valeria Cirigliano, arquitecta del equipo comercial del grupo Dypsa, desarrollador de este emprendimiento. En el tercero de los 41 pisos de la torre hay un área común con pileta cubierta, gimnasio y dos spa con sauna seco y húmedo, sala de masajes y duchas finlandesa, escocesa y turca.

En Renoir no se usan cerraduras ni trabas de seguridad. El acceso es mediante un moderno sistema de detección de huellas dactilares. Los vecinos pueden comunicarse desde cualquier parte del edificio con su casa, con el exterior o usar Internet a través de unos modernos teléfonos IP. La amplitud de los departamentos va de los 160 a los 335 metros cuadrados. El valor de los más amplios ronda los US$ 1,4 millones y las expensas superan los $ 3300 mensuales.

La torre II aún está en construcción. Ambas estarán unidas por un espacio externo común, donde están la piscina descubierta y dos salones para eventos. Cirigliano cuenta que los vecinos de Renoir son en general parejas que buscan achicarse en espacio luego de que sus hijos se fueron del hogar; extranjeros o argentinos residentes en el exterior.

Zencity, en construcción en Puerto Madero, se posicionará dentro de este exclusivo circuito de consorcios privilegiados. "Se pensó dotar los departamentos con amenities privados para darles un poco de vida de casa", dice Rodrigo Fernández Prieto, uno de los desarrolladores. A diferencia de los años 90, cuando muchos porteños se fueron a vivir a countries y barrios privados, Fernández Prieto explica que ahora, por los problemas del tránsito, la tendencia es vivir lo más cerca posible del lugar de trabajo.

Los departamentos de Zencity contarán con amplias terrazas, jacuzzi y mucha vegetación. Milagros Brito, de Vizora, socia en este proyecto, contó: "Hoy se trabaja mucho con el paisajismo desde que se plantea el proyecto. Antes era algo que quedaba para el final".

En Barrio Parque, considerado uno de las zonas más caras de la Argentina, se emplazan las torres Le Parc Figueroa Alcorta. Susana Giovinazzo, gerenta comercial y vocera de Raghsa, destaca que estas torres tienen "la amplitud de [los edificios de] antes". Por caso, la distancia entre el piso y el cielo raso es de tres metros, que supera los convencionales 2,60 metros que suelen usarse.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.