Volkswagen hará el Córdoba en el país

La empresa alemana planea cerrar una fábrica de motores en Brasil.
Alejandro Rebossio
(0)
23 de marzo de 2000  

Volkswagen rema contra la corriente. En Brasil estudia el cierre de su fábrica de motores en la localidad de São Carlos, a 244 kilómetros de San Pablo, mientras en la Argentina la española Seat -a la que controla- comenzará a producir el mes próximo el modelo Córdoba, que hoy se importa.

"Seat viene cuando otros se van", concluyó José de Marco, gerente general de Seat Argentina. De Marco anticipó que se fabricarán siete versiones del Córdoba -más grandes en apariencia, con diferentes motores y equipamientos de los que vienen de Europa- en las instalaciones de Volkswagen de la localidad bonaerense de General Pacheco.

La inversión asciende a 15 millones de pesos. Seat incorporará 13 nuevos empleados en el departamento administrativo, mientras que los actuales operarios de la planta de Pacheco se encargarán de la producción.

El rango de precios de los Córdoba argentinos irá desde 14.800 pesos (tres puertas con dirección asistida, aire acondicionado y equipo de CD) hasta 22.900 (cinco puertas full). El modelo local costará entre 3000 y 4000 pesos menos que el importado, dependiendo de la versión.

El nuevo modelo empezará a fabricarse el 5 del mes próximo y podrá verse diez días después en las 15 concesionarias de Buenos Aires y las principales plazas del interior. La red de locales, que se ampliaría a 20 o 25, ya lo está promocionando. Seat planea producir en la Argentina, este año, 7530 unidades del Córdoba, que se sumarán a 1570 de utilitarios Inca, el primer modelo que fabricó Seat en la Argentina, en junio último. El gerente general de la automotriz afirmó que buscan triplicar la venta local del Córdoba y estimó que el 70 por ciento de la producción de Seat se importará de Brasil.

Estrategia global

De Marco explicó que la apuesta por el Mercosur responde a la estrategia global de la alemana Volkswagen. Y dentro del bloque regional, Seat decidió fabricar el Córdoba en la Argentina porque la planta de Volkswagen en la localidad bonaerense de General Pacheco tiene la capacidad para hacerlo, según De Marco. La plataforma del Volkswagen Polo es similar a la del Córdoba.

Las fábricas de Brasil, en tanto, están ocupadas en el desarrollo de otros proyectos. El presidente de Seat, Bruno Adelt, aseguró hace dos días en Madrid que aterrizarán en Brasil en el "momento propicio".

"Apostamos a este mercado porque el Córdoba ya tiene una buena imagen", dijo De Marco al referirse a este modelo, muy utilizado en España como taxi. Seat seguirá importando el Ibiza y el Toledo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.