Cerró a 45,98 dólares en Texas. Volvió el suministro de Irak y bajó el crudo