Vuelven a subir los aportes jubilatorios

Rige en enero para afiliados al reparto
Silvia Stang
(0)
28 de diciembre de 2001  

El casi millón de trabajadores en relación de dependencia adherido al régimen jubilatorio de reparto podrá disfrutar, cuando cobre el salarios de diciembre, por segunda y última vez del incremento en sus ingresos de un 7,2%, derivado de la aplicación de la rebaja de 11 a 5 puntos porcentuales del descuento previsional.

El mismo día en el que Fernando de la Rúa renunció a la Presidencia se publicó en el Boletín Oficial el decreto 1676, que modifica lo dispuesto en noviembre por el decreto 1387. La norma, claramente inspirada en las necesidades fiscales, discrimina entre trabajadores y dispone que la reducción del aporte salarial regirá sólo para los afiliados del sistema de capitalización, es decir, quienes derivan sus aportes a las AFJP.

Como efecto de aplicar la norma para todos los trabajadores, se estimaba una pérdida de recursos fiscales por unos $ 500 millones en los doce meses que iba a durar la disposición.

Fuentes cercanas al sector de las administradoras comentaron que, como se considera que la nueva medida es discriminatoria, se les pediría a las nuevas autoridades que también la cotización de sus afiliados vuelva al nivel original del 11 por ciento.

El Gobierno no descarta, de hecho, tomar esa decisión. Hasta ahora, en fuentes oficiales no se admite la existencia de proyectos tendientes a modificar el sistema previsional, a la vez que las AFJP afirman que aún no fueron consultadas ni comunicadas sobre ninguna iniciativa.

El aumento del aporte del 5% al 11% para quienes aportan al Estado regirá, según el decreto, a partir de las remuneraciones devengadas desde el 1° de enero de 2002. Eso significa que, de no mediar cambios, este mes se seguiría cobrando el sueldo con el descuento del 5%. Los empleados notarían el cambio en febrero próximo. Sin embargo, la letra del artículo permite interpretar que debería haber una devolución, desde los ingresos de los trabajadores, de los 6 puntos del aporte recortado durante dos meses -noviembre y diciembre-, y el aguinaldo.

Devolución

Ocurre que el artículo sustituye la norma original, por lo que su disposición rige "por el término de un año, contando desde la fecha de publicación del presente decreto", en referencia a la norma del Poder Ejecutivo del 1° de noviembre.

Ese decreto, impulsado por el entonces ministro de Economía, Domingo Cavallo, genera un aumento de los salarios de bolsillo de hasta el 7,2 por ciento -el porcentaje cae cuando aumenta la base imponible de ganancias en los salarios que tributan-. De esa manera, un empledo con un salario bruto de $ 1200, que antes recibía en mano $ 996, ahora cobrará $ 1068.

El mismo decreto que deroga la reducción para los aportantes al sistema de reparto deja sin efecto el cómputo a cuenta de IVA de las contribuciones patronales, según se había acordado en los convenios tendientes a mejorar la competitividad de empresas de diferentes actividades.

La suspensión de ese beneficio había sido anunciada por Cavallo. En este caso, la vigencia de la medida se fijó a partir de las contribuciones devengadas el 1° de diciembre último.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.