Vuelven las dudas de los analistas sobre las estadísticas oficiales