Vuelven las fricciones en el mercado bursátil