Wall Street subió, pese a que las acciones de GM cayeron 33%

Ante la cercanía del fin del plazo para presentar su reestructuración o acogerse a la ley de quiebras, los papeles de la golpeada automotriz cerraron a US$ 0,75; sin embargo, la plaza neoyorquina cerró en alza; Magna y Opel llegaron a un acuerdo
(0)
29 de mayo de 2009  • 18:07

NUEVA YORK.- Las acciones de General Motors cerraron con una baja de 33,04%, al acercarse el día clave para la compañía, en el que deberá presentar una reestructuración o acogerse a la ley de quiebras de los Estados Unidos. La incertidumbre sobre el futuro del fabricante y la cercanía de esta última opción causó hoy un fuerte desaliento entre los inversores y el papel se cotizó a US$ 0,75, algo que sucede por primera vez desde 1933.

Este fuerte descenso de las acciones tuvo lugar mientras el Consejo de Administración de General Motors se reunía para discutir la situación de la empresa, que podría verse obligada a declararse en quiebra pasado mañana si no es capaz de demostrar su solvencia.

El gobierno le dio a General Motors un plazo de gracia hasta ese día para reestructurar su deuda no asegurada, de un monto de 27.200 millones de dólares, o tendrá que comenzar el proceso que podría terminar en la mayor quiebra industrial en la historia de los Estados Unidos.

Ayer terminó el plazo dado por GM a sus tenedores de bonos para considerar la oferta del Departamento del Tesoro por la que cancelarían, al menos, un 90 por ciento de esa cifra, a cambio del 10 por ciento de la nueva General Motors.

Los acreedores habían rechazado la oferta, pero en las últimas horas la empresa reveló que un grupo de tenedores de bonos está dispuesto a aceptar una propuesta mejorada que daría a los acreedores hasta un 25 por ciento del accionariado de la nueva GM.

Los mercados. La Bolsa neoyorquina cerró en alza. El Dow Jones de industriales, sobre el que pesa la baja de General Motors, ganó sin embargo 1,15%, mientras que el S&P 500 subió 1,36%, y el Nasdaq trepó el 1,29 por ciento.

Durante la primera mitad de la sesión, la última de la semana y del mes, los inversores de Wall Street se mostraban dubitativos después de que el departamento de Comercio de Estados Unidos informó de que la actividad económica del país se contrajo entre enero y marzo un 5,7% respecto del mismo periodo de 2008.

Washington también detalló que en el primer trimestre de 2009 las inversiones empresariales bajaron a un ritmo sin precedentes, y que tanto el gasto en vivienda como las importaciones registraron el mayor descenso porcentual de los últimos 29 años.

Estos últimos datos contenían el ánimo comprador demostrado por los inversores en las contrataciones electrónicas previas a la apertura, así como en la sesión anterior, y contribuían a que hacia la media sesión predominaran los números rojos en el parqué neoyorquino.

Acuerdo por Opel. El fabricante de componentes austríaco-canadiense Magna y el consorcio General Motors han alcanzado un acuerdo para el futuro de su filial alemana Opel, informaron hoy fuentes del gobierno de ese país, que analiza ahora los términos de ese pacto.

La canciller Angela Merkel y varios de sus ministros iniciaron sus consultas previas en la Cancillería para abordar esa nueva propuesta, a la que se espera se añadan posteriormente esos inversores, representantes de GM y del gobierno estadounidense.

La clarificación del futuro de Opel es uno de los últimos escollos que GM tiene que solucionar antes de declararse acogerse a la ley de quiebras de los Estados Unidos.

Apuesta en medio de la crisis. Aunque está a un paso de declararse en bancarrota, el mayor fabricante de coches en Estados Unidos anunció hoy en Detroit que fabricará un coche pequeño en el país, para lo que empleará una planta que ha sido cerrada.

En esa planta podrán salir anualmente hasta 160.000 utilitarios, pero también vehículos compactos. La objeción que se planteó a la estrategia pasada de la compañía fue enfocarse a grandes todoterrenos y limusinas que consumían mucho combustible.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.