Warren Buffett está mejor que nunca