Ya no habrá más oro en el Central