YPF y Shell empezaron con las subas escalonadas: ayer aumentaron 6,5%

Los incrementos llegaron tras la decisión de Kicillof de terminar con el esquema de precios máximos que había fijado Moreno
(0)
26 de noviembre de 2013  

Las petroleras no dejaron pasar ni un día para avanzar con los aumentos de precios tras obtener la autorización oficial para terminar con el congelamiento que había dispuesto Guillermo Moreno .

Las primeras en avanzar con las subas fueron YPF y Shell, que desde ayer dispusieron incrementos que oscilan entre 6 y 7,5 por ciento en los precios de sus combustibles, aunque se descarta que en las próximas horas sus competidores seguirán sus pasos.

YPF informó que la suba promedio se ubicó en 6,5% y precisó que aun con esta suba los precios de sus combustibles "siguen siendo los más bajos del mercado". De esta manera, los nuevos precios de referencia en estaciones de servicio porteñas de la empresa nacional ascendieron a $ 8,34 por litro de nafta súper, $ 9,29 para la premium, $ 7,62 para el diésel 500 y $ 8,57 para el gasoil premium (que en YPF lleva la marca Euro). En el conurbano bonaerense, los precios son entre 2 y 6,5% más caros, según el producto.

En la mayoría de las provincias, la nafta premium está a punto de cruzar la barrera psicológica de los 10 pesos por litro y en Córdoba llegó a 9,99 pesos. Con los aumentos dispuestos ayer, YPF acumula en lo que va del año una suba que no supera el 25% y que se ubica por debajo del alza que registró el crudo en el mercado local (39%).

Por su parte, los aumentos de Shell oscilaron entre 6 y 7,5%, hasta alcanzar los $ 9,66 para la nafta V-Power (categoría premium) y los $ 8,83 para la súper. A la lista de las petroleras que decidieron actualizar sus listas se sumará en las próximas horas Axion (la ex Esso), que ayer informó una suba inminente del 6% en sus combustibles. "No somos los grandes jugadores del mercado y nuestra política es la de sostener precios competitivos", explicaron en la compañía controlada por el grupo Bridas,

Los aumentos llegaron a los surtidores tras la decisión del nuevo gabinete económico, encabezado por Axel Kicillof, de no prorrogar la vigencia de la resolución 35, que había dispuesto Moreno en abril de este año y que obligaba a todas las petroleras a no subir sus precios por sobre el máximo que se estaba cobrando en las distintas regiones.

El esquema de precios máximos de Moreno contemplaba la división del país en seis regiones en las que regían precios diferentes: la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, Patagonia, Pampeana, Cuyo, Noroeste y Nordeste.

Tras vencerse los seis meses, el Gobierno extendió el tope de precios con la resolución 108/2013, que vencía ayer.

A cambio de la luz verde para avanzar con los aumentos, las petroleras se comprometieron a "realizar mayores aportes de producción", mediante inversiones, en un año en el que la energía volverá a mostrar un importante déficit de comercio exterior.

Apoyo del sector

Los aumentos fueron recibidos con agrado por los empresarios del sector de los combustibles, que habían sido muy críticos del esquema de precios máximos fijados por el Gobierno.

La presidenta de la Federación de Expendedores de Combustibles de la República Argentina (Fecra), Rosario Sica, afirmó ayer que espera que el Gobierno adopte una estrategia de aumentos de precios "escalonados" para los próximos meses.

"El mercado está trabajando correctamente", sostuvo. Y de paso cuestionó los proyectos de distintos intendentes de la provincia de Buenos Aires para aplicar una "tasa vial" de 30 a 40 centavos por cada litro de combustible que se venda en sus comunas.

Por su parte, el presidente de la Federación de Entidades de Combustibles de la provincia de Buenos Aires, Luis Malchiodi, aseguró que era "necesario un ajuste en el precio de los combustibles" para recomponer los márgenes del sector.

"El combustible es más barato que en países vecinos", aseguró el representante de los estacioneros, que igualmente aclaró el rol que juegan sus empresas en la formación de los precios. "Los expendedores no determinamos los precios; siempre luchamos por nuestra porción, que últimamente se ha ido achicando. Estamos en una mala situación", explicó Malchiodi.

Del editor: qué significa.

El Gobierno parece haber decidido pagar el costo de las subas para recomponer la rentabilidad de las petroleras y así recuperar la inversión

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.