Ayuda humanitaria a Venezuela

(0)
22 de febrero de 2019  

Resulta imposible desconocer la catastrófica y penosa situación por la que pasa el pueblo venezolano debido a la carencia de comida, la escasez de medicamentos y la falta de insumos para prestar los servicios de salud. Las cifras confirman la tragedia: según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO), 3,7 millones de venezolanos presentaron problemas de desnutrición entre 2015 y 2017; el 11,7% de la población no puede tener las tres comidas diarias por la escasez y por la hiperinflación y, entre 2017 y 2018, perdieron en promedio 11 kilos de peso.

Además, según la Federación Farmacéutica Venezolana, faltan ocho de cada 10 medicamentos y el año pasado la hiperinflación produjo un aumento de entre 1000 y 3000% en los precios de fármacos para tratar el cáncer, el VIH y la hemofilia. Ni qué decir del destruido sistema de salud pública, incapaz de atender las más elementales emergencias y las enfermedades de alto riesgo.

Ante tan desolador panorama una parte importante de la comunidad internacional ha ofrecido ayuda humanitaria para paliar la desesperante situación. Para recibirla, la oposición abrió cuatro centros de acopio: en la ciudad colombiana de Cúcuta, en el estado brasileño de Roraima, en la isla caribeña de Curazao y en la ciudad de Miami. Además, se formó una red de voluntarios que suma 600.000 miembros que están dispuestos a hacer lo necesario para que ingrese a Venezuela la ayuda humanitaria pese a la férrea oposición del régimen gobernante.

Sobre esto, el dictador Maduro manifestó: "No somos mendigos de nadie ni vamos a hacer de la Venezuela honorable una Venezuela de mendigos arrodillados". Y para hacer cumplir su decisión ordenó bloquear con todo tipo de obstáculos -desde presos, militares, camiones, y contenedores- el puente fronterizo Tienditas, que une Cúcuta con la ciudad venezolana de Ureña, en el estado de Táchira, por donde se pretende hacer llegar la ayuda humanitaria a Venezuela. Maduro rechaza la ayuda humanitaria del mundo aunque recibe la de Rusia. Según se ha informado, Vladimir Putin enviará hasta 300 toneladas de alimentos y medicinas al gobierno venezolano.

Por su parte el presidente interino, Juan Guaidó , convocó a nuevas manifestaciones opositoras en todo el territorio del país para este sábado, fecha fijada para el ingreso de la ayuda humanitaria internacional y, desafiando a Maduro, expresó: "La ayuda humanitaria entrará sí o sí a nuestro país y el usurpador saldrá sí o sí de Miraflores". También redobló su llamado a los militares para que dejen pasar la asistencia.

Venezuela es una nación económica, moral, social y empresarialmente destruida, con su capacidad productiva pulverizada, sus riquezas hipotecadas y un régimen dictatorial brutal e inhumano. Por ello, cabe resaltar los dichos del vocero del secretario general de la ONU , Stéphane Dujarric, quien destacó que la ayuda humanitaria debe despolitizarse y que solo sea guiada por las necesidades de la gente.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.