Cambio urgente

(0)
28 de junio de 2020  • 00:00

Otras Opiniones. El País, España

Las proyecciones económicas del Fondo Monetario Internacional (FMI) para este año y el próximo ratifican que España, junto con Italia, será la economía avanzada más castigada por la parálisis económica derivada del Covid-19. El Fondo pronostica una caída sin precedentes en 2020, el 12,8 por ciento, aunque augura una recuperación del 6,3 por ciento en 2021.

La pandemia ha destruido parte del tejido empresarial español. A pesar de las medidas económicas adoptadas para mantener con vida las empresas paralizadas, correctas, pero lastradas por la escasez de recursos, muchas -quizá entre un 20 por ciento y un 30 por ciento- no volverán a estar activas.

La razón de esta mortalidad no hay que imputarla solo al turismo; tiene que ver con el largo período de congelación empresarial, superior al aplicado en otras economías, y mucho que ver con el raquitismo empresarial español, castigado además por las dificultades para acceder a la financiación en los mercados de renta fija y variable.

La política de la recuperación tiene que enfocarse desde la perspectiva de que esta crisis no es solo coyuntural. Por lo tanto, la salida no va a ser convencional.

Lo que se necesita es una política económica activa, que supere la fase de contención e impulse un crecimiento sobre nuevos criterios. La tarea es urgente e ingente.

Ese plan, con impacto presupuestario, tiene que guiarse por la prioridad de ampliar las bases de recaudación fiscal. Es vital repartir los costes de esta crisis; que no la paguen solo los asalariados ni los jóvenes, como en la de 2008. Requiere un acuerdo político sobre las grandes líneas de acción; pero, sobre todo, un esfuerzo de coordinación, cuya iniciativa corresponde a la administración.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.