Editorial II. El futuro de Nagorno Karabaj