Importantes hallazgos sobre bronquiolitis

(0)
26 de febrero de 2015  

La Fundación Infant ( www.infant.org.ar ) ha realizado durante más de una década una investigación dirigida por el pediatra e infectólogo Fernando Polack. Un logro importante de este trabajo fue establecer que, en los chicos que padecen bronquiolitis, la TLR4 -proteína fundamental del sistema inmunológico-, en vez de dar protección, se desactiva. Ésta es la razón por la cual el organismo se vuelve vulnerable a la bronquiolitis.

Como se recordará, es ésta una enfermedad que afecta a bebes y niños de corta edad y que aparece con las bajas temperaturas. Se caracteriza por secreción nasal, tos y dificultades respiratorias, entre otros síntomas. Se trata de un mal provocado principalmente por el virus sincicial respiratorio (VSR) en la mayoría de los casos, aunque puede ser determinado, en menor proporción, por otros microorganismos. Suelen acompañarla estados febriles que requieren ingerir líquidos para evitar la deshidratación del organismo. El riesgo de esta enfermedad aumenta cuando se trata de bebes nacidos prematuramente, cuando tienen menos de tres meses o presentan otras patologías que agravan el mal.

Un aspecto muy llamativo que ha registrado la citada investigación de Polack es que el 10 por ciento de los bebes nacidos a término en hogares de clase media revela esa modificación de la función de la TLR4, por lo cual el bebe queda expuesto al mal en cuestión. A su vez, el doctor Mauricio Caballero, becario de la Fundación Infant y coautor del estudio publicado en The Journal of Clinical Investigatons, señala así el mérito del trabajo cumplido: "Es el primer estudio en el campo de las enfermedades respiratorias virales sobre la interacción del ambiente y los genes y la predisposición a enfermar". A su vez, el doctor Renato Stein, director del Servicio de Neumopediatría de la Universidad Católica de Río Grande del Sur, en Brasil, coautor del estudio, afirmó que tendrá repercusión mundial haber demostrado que la interacción entre genética y medio ambiente es capaz de determinar un grupo de riesgo de enfermedad aún más grave.

Una comprobación realmente sorprendente es que los bebes de familias de clase media en mejor situación económica y social, sin necesidades insatisfechas, están menos protegidos ante esta enfermedad que los chiquitos de familias que padecen carencias. Al parecer, la proteína que se desactiva para unos protege a los otros. La respuesta estaría dada por el hecho de que quienes viven donde las bacterias y otros microorganismos asedian al bebe antes de que actúe el VSR hacen que el sistema de defensa del niño madure más pronto y lo preserve así de la bronquiolitis.

Sin duda, se han dado pasos de importancia en la investigación emprendida, aunque queden pendientes problemas por resolver. Por ejemplo, la producción de una vacuna que específicamente proteja contra la bronquiolitis e intensificar las campañas con consejos y formas de prevención destinadas a los padres a fin de tratar de evitar el riesgo que se presenta en los primeros meses de la vida de los hijos. La voluntad de avanzar hacia las metas aún no alcanzadas es el motor del arduo trabajo de los investigadores.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.