Irresponsables denuncias frente al proceso electoral

Es de esperar que el escrutinio provisorio de las PASO se desarrolle en orden y en paz, y que deje atrás las temerarias acusaciones que lanzó el kirchnerismo
(0)
9 de agosto de 2019  

Dirigentes de la principal fuerza opositora, que competirá pasado mañana en las primarias abiertas simultáneas y obligatorias ( PASO), han denunciado irresponsablemente y sin mayores elementos probatorios la posibilidad de un fraude electoral. Se trata de una tan artera como peligrosa jugada para sembrar incertidumbre frente a un eventual resultado adverso o muy reñido, y dirigida a desgastar a las actuales autoridades nacionales.

No puede dejar de llamar la atención que las denuncias judiciales de los dirigentes del Frente de Todos, al igual que la de la impugnación de la empresa que hace varios meses ganó la licitación para llevar a cabo el escrutinio provisorio, se hayan producido a menos de una semana de las elecciones primarias y no antes.

Voceros del kirchnerismo aclararon, luego de encender la mecha, que su mayor temor guardaba relación con la posibilidad de una manipulación de los resultados en el escrutinio provisional. En otras palabras, que el Gobierno manipulara en la noche del domingo próximo los datos enviados por las autoridades de las mesas electorales para generar en la opinión pública un efecto que difiera del que provocaría el verdadero resultado electoral.

Lo que han denunciado los dirigentes kirchneristas no es ni más ni menos que una operación en la que tienen alguna experiencia. Basta recordar que, a poco de concluida la segunda vuelta presidencial de 2015, en la que Mauricio Macri se impuso a Daniel Scioli, la señal C5N, propiedad de Cristóbal López, anunció al aire que quien había triunfado era el candidato justicialista. Ahora, quienes representan a la fórmula Alberto Fernández-Cristina Kirchner pretenden indicar que el gobierno de Macri operaría de igual forma.

Al margen de cualquier chicana como aquellas a las que el ciudadano argentino lamentablemente está acostumbrado en vísperas de actos electorales, es necesario explicar y contextualizar la metodología en la que se basará el conteo de votos para desmitificar ciertas creencias.

Del escrutinio provisorio, a cargo del Gobierno, surgirán los primeros resultados de la elección. Su objetivo es informar a la ciudadanía las cifras preliminares de los comicios, pero los únicos datos válidos legales son los que surjan del escrutinio definitivo, que estará a cargo de la Justicia Electoral y que concluirá, a más tardar, diez días después de la votación.

La novedad de estas elecciones es que se utilizará un software adquirido por licitación a través del Correo Argentino, llamado SmartTally, diseñado especialmente para la Argentina por la empresa anglo-venezolana Smartmatic, que, tras un concurso, reemplazó a la española Indra, que venía realizando los escrutinios provisorios desde hace aproximadamente un cuarto de siglo. Este programa permitirá que los telegramas con los resultados de cada mesa electoral sean transmitidos de forma digital desde cada escuela hasta los centros de cómputos de la Dirección Nacional Electoral, dependiente del Ministerio del Interior, sin necesidad de que pasen por las oficinas más cercanas del Correo para su digitalización.

Este paso, que permitiría agilizar el envío de la información durante el escrutinio provisorio, es una respuesta a una acordada de la Cámara Nacional Electoral, firmada por sus dos respetados y experimentados jueces Alberto Dalla Via y Santiago Corcuera, que, en 2017, solicitaba la instrumentación de medidas para "abreviar el tiempo de transmisión de datos, a través de procedimientos tales como la digitalización y transmisión, en lo posible, desde el propio establecimiento de votación [...] sin posibilidades de manipulación mediante el orden de carga".

Tanto desde el Frente de Todos como desde Consenso Federal, que postula a Roberto Lavagna, se cuestionó que la primera prueba del nuevo software, realizada en julio, exhibió una falla, cuando precisamente la detección de posibles falencias para su posterior corrección era el objetivo de las pruebas. También criticaron la imposibilidad de ver el código fuente, que implica acceder al desarrollo del programa. Tras una intimación de la Cámara Nacional Electoral al Gobierno, este procedió a entregar anteayer el software y sus códigos fuentes.

Desde el Ministerio del Interior, se garantizó la transparencia del sistema electrónico para el escrutinio provisorio y se destacó que los fiscales de las fuerzas políticas podrán fotografiar el telegrama, enviarlo desde la escuela y seguir el proceso de envío hasta el centro de cómputos. El director de Servicios Electorales del Correo Argentino, Adrián González, rechazó asimismo que este escrutinio pudiera ser manipulado, pues tiene una serie de previsiones técnicas, donde intervienen alrededor de 40.000 personas. Respecto de las escuelas donde las autoridades de mesa no tengan la posibilidad de efectuar la transmisión digital del telegrama con los votos, se aclaró que se utilizará el sistema tradicional, mediante el cual un camión del Correo retirará los telegramas y los transportará a oficinas cercanas, desde donde serán escaneados y transmitidos por vía electrónica a los centros de cómputos.

Cabe aclarar que el mencionado telegrama es tan solo uno de los tres documentos que deben ser firmados por el presidente de mesa y los fiscales. Los otros dos son el acta de escrutinio, que será depositada dentro de la urna para el recuento definitivo, que hará la Justicia días después, y el certificado de escrutinio, que queda para los fiscales partidarios.

Es de esperar que el acto electoral transcurra en orden y en paz, y que el escrutinio se desarrolle con la necesaria transparencia y agilidad, para que queden aventadas sospechas como las derivadas de las temerarias acusaciones y operaciones mediáticas lanzadas por el kirchnerismo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.