La amenaza armamentista

(0)
12 de agosto de 2019  

El gobierno de los Estados Unidos acusa hoy abiertamente a Rusia de ser la responsable del fracaso del tratado para la eliminación de misiles nucleares de alcance intermedio. El país liderado por Vladimir Putin, en cambio, culpa de ello a Estados Unidos y señala que si Washington no despliega sus misiles nucleares, Rusia tampoco lo hará.

Otros acuerdos igualmente estratégicos que están vigentes en materia de desarme también aparecen cuestionados y, por ende, la continuidad de su vigencia estaría en peligro.

Los países antes nombrados parecerían estar atravesando el peor momento de su relación bilateral desde el fin de la Guerra Fría. En el mundo crecen por tal razón las naturales preocupaciones ante lo que puede ser la reanudación de otra peligrosa carrera armamentista, que incluiría misiles hipersónicos que vuelan a 27 veces la velocidad del sonido.

Ante esta nueva y horrorosa pesadilla armamentista, asoma la intranquilizadora sombra de un conflicto nuclear en el horizonte. Particularmente, cuando existe información de que Rusia tiene estacionados solo en el ámbito del mar Báltico -en Kaliningrado, concretamente misiles del tipo considerado más peligroso, muy cerca del corazón mismo de la vieja Europa. Ella sola dispone de un arsenal que incluye nada menos que 7000 cabezas nucleares.

La historia sugiere que la referida escalada armamentista rusa será seguida de una reacción occidental en procura de tratar de equilibrar las fuerzas en los inicios de una nueva carrera nuclear. Cabe recordar, asimismo, que los Estados Unidos y Rusia, combinados, tienen en sus respectivos inventarios nada menos que el 90% de las actuales armas nucleares del mundo.

La estabilidad de la paz del mundo podría estar una vez más en juego y las crecientes tensiones entre ambas poderosas naciones amenazan sombríamente la convivencia pacífica.

Los riesgos de accidentes están aumentando en dirección al peligroso abismo nuclear cuando se invierte en hacer armas cada vez más eficaces para cumplir sus objetivos de destrucción.

La exhibición y el despliegue de tan imponentes como preocupantes capacidades militares son, desgraciadamente, cada vez más frecuentes. No podemos olvidar que el complicado escenario incluye a China, que se ha acercado mucho militarmente a Rusia, con 2000 misiles propios.

A ambos lados del océano Atlántico daría la impresión de que los halcones son hoy mucho más influyentes y activos que las palomas. Por esa razón, respecto de la paz, la sensación por muchos compartida no es precisamente la mejor, sino una de justificada y creciente inquietud. Se trata de una sensación que se profundiza ante la reaparición de tensiones graves que aún no han sido resueltas, como la que tiene que ver con la compleja situación de Cachemira, que enfrenta desde 1947 a dos de las actuales potencias nucleares: la India y Paquistán.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.