La crisis política italiana

(0)
26 de agosto de 2019  

La inestabilidad y las crisis políticas recurrentes han caracterizado al sistema político italiano que, en los últimos 30 años, tuvo 13 primeros ministros y acaba de sumar la renuncia de Giuseppe Conte, quien personificaba la posibilidad de consenso entre el movimiento antisistema 5 Estrellas (M5S) y la derecha, que expresa la llamada Liga. Tras 14 meses en el poder, Matteo Salvini, líder de la Liga y viceprimer ministro y ministro de Interior, pedía "plenos poderes" y prometía defender al pueblo italiano de la "invasión" inmigrante prohibiendo un desembarco frente a Lampedusa. Intempestivamente, rompió la coalición de gobierno y precipitó una nueva crisis.

El presidente de Italia, Sergio Mattarella, aceptó la renuncia de Conte e inició un período de consultas con los partidos sobre la eventual conformación de un nuevo gabinete o el llamado a elecciones anticipadas.

Al presentar su dimisión, Conte acusó a Salvini de "irresponsabilidad institucional" por haber provocado momentos de incertidumbre política y financiera. La Liga está enrolada en el nacionalismo y ataca constantemente a la canciller alemana, Angela Merkel, y al presidente francés, Emmanuel Macron, pilares de la integración europea que aquella cuestiona.

Se abre una nueva etapa de incertidumbre para Italia en la que diversas opciones de coalición, incluyendo alguna entre fuerzas de derecha y de la izquierda, podrían materializarse y obtener mayoría parlamentaria para apartar a la Liga del poder. En esta dirección se mueve el ex primer ministro y senador Matteo Renzi, quien apuesta a una impensada alianza entre su Partido Democrático y el M5S.

La Bolsa de Milán, como era previsible, reaccionó negativamente ante la renuncia de Conte y el diferencial entre los bonos italianos y los alemanes a diez años se incrementó a más de 200 puntos básicos. Ambas son expresiones inequívocas de preocupación y desconfianza.

La inestabilidad italiana es bien conocida y ha causado que, desde 1989, Silvio Berlusconi fuera el único primer ministro que completó sus cinco años de mandato. Alemania -en cambio ha tenido tres cancilleres desde entonces y Francia, cinco presidentes. Gran Bretaña, por su parte, siete primeros ministros.

Si el final de la crisis surgiera como resultado de la conformación de una coalición en la que Salvini no tuviera influencia decisiva, Conte podría eventualmente retornar al poder.

Mientras las divisiones se mantengan, Italia difícilmente podrá generar los acuerdos que necesita para transitar serenamente el camino de la modernización y aumentar su propia influencia en el andar de la hoy desacelerada Unión Europea.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.