Los jóvenes del futuro

Jerónimo Batista Bucher, distinguido entre los 100 líderes del futuro
Jerónimo Batista Bucher, distinguido entre los 100 líderes del futuro Crédito: UNSAM
(0)
11 de mayo de 2019  

Al ciudadano de a pie le cuesta mucho pensar en la Argentina del futuro cuando la coyuntura nos roba minuto a minuto el presente. ¿Cómo imaginar qué les depararán los próximos años a nuestros jóvenes cuando hoy tantos cargan con carencias básicas? ¿Cómo pensar en los niños de hoy cuando sean grandes sin imaginarlos sufriendo los efectos de una alimentación deficiente o de una escolarización precaria? Duele pensar con qué enorme desventaja llegarán al futuro y cuán incierto será este para una Argentina que nuestra generación de adultos no supo construirles como mejor plataforma de despegue.

Incluso así, en una inercia que nos viene de épocas mejores, seguimos dando pruebas de ser creativos y talentosos, reconocidos fronteras afuera por nuestras capacidades, con testimonios que confirman una tendencia que debiéramos esforzarnos no solo por sostener sino, por sobre todo, por extender.

Jerónimo Batista Bucher llegó a los medios cuando con 20 años cautivó a la canciller de Alemania, Angela Merkel, con sus conceptos sobre sustentabilidad en la Cumbre de Jóvenes del G-20 desarrollada en Berlín en 2017. Como muchos de su generación, se encuentra genuinamente preocupado por la contaminación que amenaza a nuestro planeta. Tanto que, a los 18 años, fue capaz de construir una máquina para la fabricación de vasos ecológicos a partir de algas, a un costo muy similar al de un vaso plástico que no se biodegrada. Hoy ya cuenta con laboratorio propio, equipado exclusivamente con maquinaria argentina, en la Universidad Nacional de San Martín, donde estudia Biotecnología e Ingeniería Electrónica. Con numerosas distinciones locales, Buchen ha representado orgullosa y reiteradamente a nuestro país desde los 12 años en becas de investigación y competencias de ciencia por el mundo, siendo estudiante de la Escuela Argentina ORT.

Recientemente, por quinta vez, la reconocida Universidad de Harvard y el prestigioso Massachusetts Institute of Technology (MIT) distinguió a quienes considera los 100 líderes del futuro. Es la primera vez que un joven argentino, como en este caso Jerónimo, accede a tal distinción, que lo llevará muy pronto a Boston, durante una semana, para participar de debates en la que se conoce como la "milla más innovadora del mundo", junto a ganadores del Premio Nobel. Presentará allí su novedoso invento y desarrollará las alternativas para su implementación en distintos escenarios.

Entrevistado por LN+ en 2018, el joven científico destacaba el apoyo de su familia para avanzar en sus estudios y en sus sueños. Sin duda ese apoyo resulta fundamental, no menos clave que la importancia de una formación para despertar los talentos y las capacidades de muchos jóvenes en cuyas manos aguarda nuestro futuro.

Una vez más, la educación se erige como el instrumento por antonomasia para salir del estancamiento y la falta de horizontes que hoy parece abrumarnos.

Lejos de las rencillas políticas a las que los viejos liderazgos se aferran, incapaces de proyectarse hacia adelante, nuestros dirigentes deben entender la relevancia de consensuar estrategias en materia educativa sin postergaciones. Contamos con buenas semillas, pero debemos brindarles la atención y el cuidado que merecen para que germinen, como en este caso, sanas y fuertes.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.