Merecido reconocimiento

Fuente: Archivo
(0)
15 de junio de 2020  • 00:01

Protagonista indiscutido de la atención de víctimas de catástrofes y accidentes, su voz es sinónimo de seriedad a la hora de reportar la cantidad de heridos y, lamentablemente, también de fallecidos en el ámbito de la ciudad. Fue pieza clave de la asistencia médica durante los atentados contra la embajada de Israel y la AMIA, así como durante el trágico episodio ferroviario de Once.

Con algún intervalo, Alberto Crescenti es director general del Sistema de Atención Médica de Emergencias de Buenos Aires ( SAME ) desde 1991, "de los mejores sistemas del mundo por registrar uno de los índices de morbimortalidad más bajos", en sus propias palabras. Se trata de un sistema organizativamente complejo, con equipos humanos altamente entrenados y calificados.

Por la ciudad de Buenos Aires circulan diariamente unos ocho millones de personas, que requieren un promedio de 1200 auxilios diarios por parte del SAME, una vez filtradas las 2700 llamadas que ingresan por día.

Crescenti, recibido de médico en 1979, aprendió que no hay nada mejor que la calle para la práctica de la emergentología . Su vasta experiencia vuelve a las aulas, pues es profesor de la especialidad en la UBA.

A lo largo de los años, el SAME ha perfeccionado un sistema que operativamente se sostiene a través de tres ejes: una voz de mando única, un imprescindible cordón de seguridad que le permite desarrollar el trabajo y una comunicación unificada en un equipo móvil con tres computadoras online para cursar operativos.

"Volvimos a nacer", confesó Crescenti días atrás, mientras atendía la emergencia provocada por un incendio en una perfumería de Villa Crespo , donde quedó convertido en el blanco inesperado de cascotazos y esquirlas al producirse una segunda violenta explosión que se cobró la vida de dos bomberos. No es la primera vez que su vida corre serio riesgo. Sin embargo, renueva su apuesta cotidianamente y no se cansa de llamar la atención respecto de que ante un evento que involucra peligro de vida hay que discar 107 y no 911; no se pueden distraer esfuerzos.

Por todo esto, resulta alentador que, con el aval de todas las fuerzas políticas la Legislatura porteña , por iniciativa de un legislador que no pertenece al oficialismo, como Leandro Santoro , se haya propuesto declarar a Crescenti ciudadano ilustre de la ciudad, por su actuación a lo largo de casi 30 años. Una vez más, su figura se recorta y confirma como excepcional. No es frecuente que todo el arco político apoye una candidatura. Un pequeño símbolo del agradecimiento de toda una comunidad.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.