Rotary=solidaridad

(0)
15 de noviembre de 2020  • 00:13

Más de una centuria lleva el Rotary Club de Buenos Aires respondiendo incansablemente a miles de necesidades comunitarias.

Lejos de bajar los brazos, las organizaciones del tercer sector redoblaron sus esfuerzos durante la pandemia cuando las necesidades crecientes demandaron enormes cuotas de imaginación para llegar activamente a diversas geografías.

La Fundación Rotaria promueve diversas acciones para asistir, con transparencia y cuidado, a la comunidad. Por ejemplo, en el área de El Boqueró, en la castigada Santiago del Estero, se avanzó en un plan de aguas limpias y se apoyó la enseñanza rural con un sistema de becas junto con la Asociación de Padrinos y Alumnos de Escuelas Rurales (Apaer).

Con muy buenos resultados, en un proyecto de mecenazgo con escuelas públicas porteñas, se trabajó en mejorar la conectividad, capacitar a docentes y dar contenidos a los alumnos.

Desde el Capítulo Médico, además de instruir sobre prevención en pandemia, se brindaron cursos de reanimación cardiopulmonar en asociación con Arrhythmia Alliance Argentina y se continuó con el programa de detección de Chagas en poblaciones rurales del noroeste. Tampoco se descuidó la educación para la erradicación del dengue.

De la valiosa interacción con Conin y su mentor, el doctor Abel Albino, a instancias de los rotarios se abrieron nuevos centros para combatir la dolorosa desnutrición infantil.

Aun en las peores condiciones, la solidaridad confirma sus profundas raíces. Celebramos, una vez más, la valiosa labor rotaria en nuestro país.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.