Talleres para el cambio

Daniel Helft (segundo de la izquierda), junto con un grupo de voluntarios de Bote al Agua: Denise Lencina, Gabriel Ramis y Tomás Rodríguez
Daniel Helft (segundo de la izquierda), junto con un grupo de voluntarios de Bote al Agua: Denise Lencina, Gabriel Ramis y Tomás Rodríguez Fuente: LA NACION
(0)
10 de marzo de 2019  

Un destacado filósofo, psicopedagogo y dibujante italiano de fuertes lazos con la Argentina, Francesco Tonucci, critica que los niños de hoy vivan sobrecargados de juguetes y tecnologías. Afirma que poco se favorece el valioso desarrollo de la imaginación y recuerda su propia infancia con cajas de medicamentos que su padre le traía para construir sus juguetes.

Entre nosotros, la experiencia de "Bote al Agua" (Instagram: @botealagua) avanza en esa sana dirección proponiendo una excelente experiencia de taller. Chicos humildes del barrio La Esperanza, de Tigre, aprenden a construir botes de madera en un galpón, entusiasmados con la idea de ellos mismos navegarlos, embarcados luego por el río. "Teaching With Small Boats Alliance" ( teachingwithsmallboats.org) es la fundación norteamericana cuya metodología se replica aquí. "La idea central se basa en que los chicos aprenden mejor cuando se sienten protagonistas", explica Daniel Helft, entusiasta alma mater y líder del proyecto. Trabajo en equipo, planificación, persecución de un objetivo y esfuerzo son algunas de las instancias por transitar antes de arribar a un resultado tan concreto y capaz de flotar. Los niños aprenden así también a amar el río, a construir un vínculo con la naturaleza que los marcará positivamente de por vida. Los principios de álgebra y trigonometría aprendidos dan fundamento a las técnicas de diseño y construcción que han de aplicar en el armado.

Al igual que Tonucci, Helft exalta las bondades de abstraer a los niños de la tecnología por un rato, cambiando el celular por la lija o el martillo, creando espacios divertidos y creativos. Sabe que su proyecto es replicable e invita a transformar baldíos y lugares abandonados en espacios sustentables para el desarrollo del arte o la innovación, generando oportunidades de educación, inclusión y trabajo para chicos vulnerables.

Desde esa mirada compartida, Tonucci destaca el valor de la bicicleta como elemento educativo. Es así que ha llevado adelante talleres de reparación y ensamble de esos medios de transporte en Italia, pero también en La Plata (provincia de Buenos Aires), alternando con lecciones de historia en torno a este instrumento limpio y saludable, de anatomía y de física para explicar tanto el principio de palanca que utiliza el pedaleo, como el milagroso fenómeno de equilibrio por el que se desplazan las dos ruedas. La propuesta incluye que estas aulas y talleres queden abiertos durante el fin de semana para que los chicos puedan allí reparar sus vehículos o mantenerlos.

En Puerto Deseado (Santa Cruz), desde 1983, la Fundación Conociendo Nuestra Casa ( fcnc.org.ar) que fundaron el ya fallecido Marcos Oliva Day y su esposa María Laura Gaona- imparte clases teóricas y prácticas de kayak y vela, y salidas en botes neumáticos para más de 300 alumnos de escuelas secundarias del lugar, promoviendo la adquisición de conocimientos de geografía, historia, naturaleza y ambiente.

Asomarse a conocer mejor lo propio, en la ciudad, cerca del río o del mar es aprender también a amarlo. Desarrollar habilidades colectivamente, abriéndose al diálogo y al intercambio, aplicando nuevos conocimientos y despertando la creatividad es adquirir valiosas herramientas para el futuro. Celebramos que tantos entusiastas líderes apuesten al cambio social y a la imitación de tan interesantes como buenos proyectos.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.