Un paso incierto

Tat ipsusci estrud mincidui blandio delenim dolorpe rcillaore velestrud tet, se faccum doloree tumsandreet, commolorem nonsecte dipit, vullutpatie facidunt
(0)
11 de agosto de 2019  

Luego de varias semanas en las que parecía que la situación de Venezuela había entrado en una fase de letargo o, incluso, de estabilización, en un marco que no deja de ser crítico e inaceptable, la noticia de la orden ejecutiva firmada el lunes pasado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a alborotar el avispero.

La orden en cuestión prevé un bloqueo total de los bienes estatales del gobierno de Maduro en territorio estadounidense. No obstante, conocedores han dicho que no se trata de "bloqueo total", pues deja abierta la posibilidad de que el pueblo venezolano acceda a bienes humanitarios y a otros que le permitan satisfacer sus necesidades básicas.

Es una medida que persigue un fin loable: la salida del poder de Nicolás Maduro, cabeza de una dictadura que ha llevado al país vecino a una debacle catastrófica. Se calcula en 3 millones la cantidad de personas que han abandonado el país, dejando atrás una dura realidad de hambre y necesidades básicas insatisfechas. Pero hay dudas fundadas sobre hasta qué punto el nuevo apretón ayudará a que esto se produzca.

El principal temor, para ser claros, es que sea el pueblo venezolano, más que los altos cargos del gobierno y los militares, el que a la larga padezca las consecuencias de esta medida. En este orden de ideas, también existe el temor de que el bloqueo termine siendo insumo del discurso oficial que se deslinda de cualquier responsabilidad sobre la crisis y se la asigna toda a Estados Unidos y a los países que han reconocido a Juan Guaidó como presidente.

Existe, sin embargo, la esperanza de que esta decisión de EE.UU. obre como detonante de hechos que permitan avanzar hacia un cambio. Se habla de tensiones y movimientos en las filas militares, que son quienes tienen la llave de la puerta que conduce a la salida de la crisis. Que así sea, pues cualquier otro escenario solo lograría hacer más crítica una situación que cruzó el umbral de la hecatombe.

El Tiempo, Colombia

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.