Ordenan darle una vacante a un chico en una escuela pública o pagarle una privada

Un fallo de primera instancia obliga a la Ciudad a responder el reclamo de un padre; el gobierno porteño apelará
Mercedes Uranga
(0)
28 de diciembre de 2016  

"Casi me pongo a llorar, fue muy emocionante...", relató Ignacio Montanaro, un técnico en Sistemas de 29 años, al intentar expresar con palabras lo que sintió ayer cuando se enteró de que, gracias a un fallo judicial, su hijo de dos años podría ir por primera vez a la escuela.

Las reiteradas negativas por parte del gobierno porteño en otorgarle una vacante a su único hijo, tanto este año como el pasado, lo habían forzado a él y a su mujer a relegar proyectos personales y laborales para poder cuidarlo. Y aunque la sentencia de la jueza de primera instancia Patricia López Vergara no se encuentra firme aún -la Ciudad cuenta con cinco días hábiles para apelarla-, la novedad le despertó a Ignacio una sonrisa. Ahora, si el gobierno porteño no consigue una vacante para el niño en la escuela pública que seleccionaron como prioridad, ni en ninguna de las otras cuatro señaladas como opción, deberá solventar su educación en una institución privada.

Un fallo de primera instancia obliga a la Ciudad a responder el reclamo de un padre
Un fallo de primera instancia obliga a la Ciudad a responder el reclamo de un padre

Para Montanaro, pagar un jardín de infantes privado es prácticamente imposible. Y, reflexionó, el esfuerzo de su mujer en recibirse de instrumentadora quirúrgica habría sido en vano de no ser por este fallo que le dará la posibilidad de volver al trabajo después de mucho tiempo. "La idea es que ella pueda ejercer, no colgar el título en la pared para quedarse en casa a cuidar a nuestro hijo", enfatizó Montanaro, el único sostén actual de la familia.

Junto a su mujer, había realizado la preinscripción de su hijo al ciclo lectivo 2017 el 3 de octubre último. De acuerdo con los pasos estipulados por la Ciudad, Seleccionaron la Escuela Infantil N° 3 del distrito electoral N° 4 Hospital General de Agudos Dr. Cosme Argerich por la cercanía a su casa, situada en Catalinas Sur, en el barrio de La Boca.

Ante la solicitud de un alumno, el sistema online de inscripción a las escuelas públicas de la ciudad prioriza de manera automática las instituciones que funcionan dentro de un radio de 10 cuadras del domicilio del aspirante o del domicilio laboral de sus padres. Cuando la negativa a la vacante del pequeño Montanaro se presentó por segunda vez consecutiva, la respuesta del gobierno para buscar una solución fue nula.

El fallo de primera instancia del juzgado en lo contencioso administrativo N°6, a cargo de López Vergara, fundamenta su resolución en diversos pactos internacionales de derechos humanos. También, en el artículo 14 de la Constitución Nacional, que garantiza el derecho a "enseñar y aprender" a todo habitante de la Argentina, y en el artículo 24 de la Constitución porteña, que establece que la ciudad "asume la responsabilidad indelegable de asegurar y financiar la educación pública, estatal, laica y gratuita en todos los niveles y modalidades, a partir de los 45 días de vida hasta el nivel superior".

Respuesta

En ese sentido, voceros del Ministerio de Educación de la ciudad explicaron que el gobierno "garantiza la educación obligatoria desde sala de 4 en adelante, tal como lo establece la Ley Nacional de Educación". Y que "sin perjuicio de ello, este año el 85% de las vacantes de sala de 3 están cubiertas".

Además, adujeron que desde la Ciudad se ha dado cobertura al ciento por ciento de las vacantes en educación obligatoria y que está prevista la construcción de 30 escuelas con sala de 3 años de acá al 2019. "Compromiso asumido por el jefe de gobierno", dijeron. Y aseguran que van a apelar la resolución judicial.

Según explicó uno de los abogados de la familia Montanaro, Federico Paruolo, perteneciente al Grupo de Litigio Estratégico que trabaja en conjunto con la Agrupación de Abogados por la Justicia Social en causas ad honorem, recibieron unas 50 consultas por casos similares al de los Montanaro y otros 15.000 chicos estarían también sin vacante.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.