Trabajadores del colegio Guido Spano analiza continuar como cooperativa

Docentes y no docentes del establecimiento que cerró intempestivamente el 2 de enero pasado se reunieron ayer para analizar la posibilidad de funcionar en forma autogestionada
(0)
6 de enero de 2014  • 00:09

Los docentes y no docentes del colegio de gestión privada Guido Spano, de la ciudad de Buenos Aires, que intempestivamente cerró el pasado 2 de enero, se reunieron ayer para comenzar a analizar la posibilidad de constituirse en cooperativa, de modo que la institución siga funcionando en forma autogestionada.

Así lo confirmó a Télam la directora del nivel inicial y primario del establecimiento, María Alejandra Zanotti, quien aseguró que, si hay acuerdo entre los 70 trabajadores y "si vemos que es viable, iniciaríamos el (próximo) ciclo lectivo como cooperativa".

"Esta tarde nos reunimos personal docente y no docente, para ver cómo se puede dar la continuidad de la institución. Entre los trabajadores y también desde los propios padres se está pidiendo conformar una cooperativa, con el deseo de mantener la fuente laboral, salvaguardar la institución y darles a los chicos una continuidad", afirmó.

No obstante, Zanotti aclaró que todo depende de cuánto consenso suscite la iniciativa y de cuán viable resulte, una vez que se asesoren técnicamente sobre los requerimientos.

"Nos tenemos que empezar a asesorar sobre cómo se arma una cooperativa, los requisitos que se piden y si estamos en condiciones de enfrentarlos. Tenemos que ponernos a leer, ver cuáles son los pro y los contra y si estamos todos de acuerdo, pero sería una manera de dar respuesta" a todos los que quieren que el colegio siga, dijo.

Como antecedente de un colegio privado recuperado por sus trabajadores ante la decisión de sus dueños de proceder al cierre del establecimiento, se puede citar el caso de la Cooperativa de Trabajo Escuela Fishbach del barrio de La Paternal, que funciona como tal desde 2003.

Agencia Télam

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.