A partir de este año, los cubanos festejarán libremente la Navidad