Desde mañana, los cubanos podrán salir del país sin permiso

Entra en vigencia la nueva normativa decretada por Raúl Castro; se elimina la llamada "carta blanca" y sólo se exigirá el pasaporte
(0)
13 de enero de 2013  • 09:52

A partir de mañana se hará efectivo el giro del gobierno de Raúl Castro en Cuba, que pondrá en práctica la eliminación de los permisos de salida para viajar al extranjero y dejará sin efecto el requisito de la llamada carta de invitación.

En medio de los significativos cambios políticos que enfrenta Cuba en los últimos años, desde mañana la reforma migratoria estipula que "sólo se exigirá la presentación del pasaporte corriente actualizado y la visa del país de destino" para que los cubanos puedan salir del país.

No obstante, se estima que medidas mantendrán fuertes limitaciones para los sectores profesionales, con el fin de evitar el "robo de cerebros". Además, la nueva ley impone que todos deberán renovar sus pasaportes, por lo que algunos especularon que este documento se perfila como el nuevo filtro del régimen a los viajeros.

La nueva reforma migratoria cubana también extenderá hasta 24 meses la permanencia en el exterior de los residentes en Cuba que viajen por asuntos particulares contados a partir de la fecha de salida del país.

Asimismo, para los cubanos que emigraron y viven fuera de la isla, el decreto aclaro que deberán visitar su país con pasaporte nacional expedido en los consulados cubanos, aún cuando tengan la ciudadanía en el país que residan, y deben tener además un permiso de entrada cuya duración es limitada a 30 días.

Giro

El gobierno de Raúl Castro profundiza así su plan de reformas y de eliminación de prohibiciones que estuvieron vigentes durante décadas, bajo el régimen de Fidel Castro. La reforma migratoria es una de las medidas más anheladas por los cubanos.

Las restricciones de viaje vigentes desde hace décadas impiden a los cubanos viajar al extranjero sin la obtención del permiso especial conocido coloquialmente como "carta blanca".

El tema migratorio en Cuba fue un eje político clave de las últimas décadas. La prohibición de viajes ha causado graves crisis migratorias con Estados Unidos en el último medio siglo, como la ola de "balseros" de 1994 y el éxodo masivo de Mariel en 1980, cuando Cuba permitió temporalmente que exiliados recogieran a sus familiares en el puerto de ese nombre.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?