Abbas pedirá más apoyo de Obama frente a los asentamientos israelíes

Horas antes de su arribo a Washington, el presidente palestino Abbas pedirá que se acepte la solución de dos Estados; el portavoz del gobierno hebreo se mostró reacio a la medida
(0)
28 de mayo de 2009  • 18:06

JERUSALEN.- La polémica por los asentamientos israelíes en Cisjordania volvió a subir hoy de tono ante la llegada a Washington del presidente palestino, Mahmud Abbas.

Un día después de que Estados Unidos pidiera a Israel paralizar toda actividad en los asentamientos, el portavoz del gobierno hebreo, Mark Regev, se mostró reacio a esa medida.

"Israel se comprometió a no construir más asentamientos y a remover los puestos de avanzada construidos sin permiso del gobierno", señaló Regev. Sin embargo, matizó que la cuestión de los asentamientos ya existentes debe negociarse con los palestinos. "Entre tanto, hay que posibilitar una vida normal en estos asentamientos", dijo.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, defiende un "crecimiento natural" de los asentamientos ya existentes, lo que implica nuevas construcciones.

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, aseguró ayer que el presidente Barack Obama aspira a una suspensión absoluta de las actividades, "no sólo en algunos asentamientos, no sólo en los puestos de avanzada ni haciendo excepciones por su crecimiento natural".

Entre tanto, rabinos hebreos de ultraderecha pidieron a las fuerzas de seguridad que apelen a la objeción de conciencia para negarse a quitar asentamientos en caso de que se les ordene esa tarea.

Según informó hoy la radio israelí, líderes espirituales nacionalistas pidieron al gobierno que renuncie a la "destrucción de comunidades". La llamada se produce después de que las fuerzas israelíes desalojaran ayer otros dos puestos de avanzada ilegales en el sur de Cisjordania.

Escéptico frente al encuentro. El debate coincide con la llegada de Abbas a Washington, donde tiene previsto reunirse con Obama. El portavoz del mandatario palestino, Nabil Abu Rudeineh, se mostró escéptico ante el encuentro y aseguró que del gobierno estadounidense se esperan "hechos más que palabras".

En concreto, explicó, Abbas espera que Obama presione aun más a Israel para que termine con los asentamientos y para que acepte la solución de dos Estados.

Rechazo al encuentro. La organización islamista Hamas, rival del movimiento Al Fatah de Abbas, rechazó el encuentro en Washington. La reunión con Obama supone "seguir mendigando y perdiendo los valores frente a Estados Unidos y los sionistas", señaló desde Gaza el portavoz de Hamas, Fawzi Barhoum.

Hamas también prometió venganza por la muerte de Abdel Majid Dodin, dirigente de su brazo armado, por parte de soldados israelíes en una operación cerca de la ciudad de Hebron, en el sur de Cisjordania.

La acción tendrá una "repuesta", advirtió otro portavoz, que barajó diversas opciones, incluyendo la de atentados suicidas. Israel acusa a Dodin, buscado desde hace 14 años, de varios ataques sangrientos en suelo hebreo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.