Abraham Skorka: "El viaje de Francisco será un indeleble mensaje de paz"

Martín Rodríguez Yebra
(0)
22 de mayo de 2014  

JERUSALÉN.- Cuenta el rabino Abraham Skorka que su amigo Jorge Bergoglio lo llamó al celular unos días después de haber sido elegido Papa. "¿Cómo le va? Me agarraron en Roma y no me dejan volver a Buenos Aires", le dijo. Antes de despedirse lo sorprendió: "Anote, ésta es mi dirección de e-mail".

El último correo desde Santa Marta le llegó el domingo. "Su preocupación es cuál es la mejor manera de dar un mensaje de paz entre judíos y cristianos; entre cristianos y musulmanes; entre Israel y Palestina", cuenta Skorka a LA NACION, después de una presentación que atrajo una multitud de periodistas internacionales en el Club de Prensa de Jerusalén.

Este porteño de voz serena capta una atención global desde que Francisco lo eligió como acompañante a Tierra Santa. Junto con el dirigente de la comunidad musulmana Omar Abboud, serán los primeros no cristianos en integrar una comitiva papal. Según el rabino de la comunidad Benei Tikva, Francisco hará un delicado equilibrio. Escuchará a los palestinos, pero también mostrará al homenajear a Theodor Herzl, fundador del sionismo, que conoce la importancia que tiene el Estado de Israel para el pueblo judío.

-Usted dice que el Papa quiere dejar una huella en su visita. ¿Cómo la imagina?

-Será un indeleble mensaje de paz, un grito profundo.

-El viaje empezó a organizarse antes de que Israel y Palestina rompieran las negociaciones, ¿eso complicó las gestiones?

-No sé cuánto, pero es evidente que ahora pasa a ser absolutamente más relevante su presencia aquí.

-¿Cree que puede ayudar a reabrir el proceso de paz?

-Lo que aspiro como amigo de él es que pueda aportar un condimento para cambiar un poco la situación. Que cuando se sienten de nuevo a negociar alguien recuerde lo que dijo el papa Francisco. Él entiende que judíos, musulmanes y cristianos debemos caminar juntos para cambiar la realidad de este mundo.

-¿Qué diferencias ve entre ésta y las anteriores visitas papales?

-Bueno, la visita más impresionante fue la de Juan Pablo II, porque fue el papa que determinó el establecimiento de las relaciones con Israel. La visita de Benedicto fue buena, con las relaciones más asentadas. Lo que veo ahora es que hay una expectativa enorme y un detalle esencial: antes se hablaba mucho del pasado a la hora de tratar las relaciones judeo-cristianas; con él se hablará del futuro.

-¿Qué siente usted que lo haya elegido para venir con él?

-Tengo ansiedad de que todo le salga bien. Quiera Dios que así sea, que tenga buen impacto. Porque en Brasil era fácil: jugaba de local y jugaba bien. Acá es muy difícil.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.