Aconsejan a Lula da Silva que desista de su candidatura presidencial

Según el diario Tribuna da Imprensa, familiares y colaboradores temen que sea asesinado; otro dirigente del PT denuncia que fue amenazado de muerte; el alcalde que reemplazó a Daniel asumió con chaleco antibalas
(0)
22 de enero de 2002  • 16:38

El candidato a presidente por el Partido de los Trabajadores (PT), Luis Inácio "Lula" da Silva, fue aconsejado por familiares y colaboradores a "desistir" de su intención de disputar la jefatura del Estado de Brasil.

Así lo publica hoy el diario Tribuna da Imprensa , que indica que la familia del candidato teme por su vida, luego de las amenazas del Frente de Acción Revolucionaria Brasileña (FARB) a dirigentes del PT.

El grupo amenazó de muerte a quince intendentes del Partido de los Trabajadores y otros dirigentes y se autoadjudicó el asesinato de Antonio da Costa Santos, intendente de Campinas, muerto a balazos dentro de su auto hace cuatro meses. Y así como Santos, Celso Daniel, el intendente de Santo André secuestrado y asesinado este fin de semana, también había recibido una carta de amenaza del FARB.

Según el periódico, "un grupo paramilitar de extrema derecha parece estar siendo organizado en el país, llevando la discusión política al campo de una peligrosa radicalización".

Si continúa adelante con su candidatura, esta es la cuarta vez que Da Silva se presenta a la presidencia.

En tanto, el gobernador del estado brasileño de Mato Grosso do Sul, José Orcirio Miranda dos Santos, líder regional del opositor Partido de los Trabajadores, denunció hoy que también recibió amenazas de muerte como otros líderes de la formación socialista.

Las amenazas, según Dos Santos, fueron hechas ayer, un día después del asesinato del alcalde Celso Daniel.

El gobernador de Mato Grosso do Sul se refirió a las amenazas de muerte que recibió en llamadas telefónicas a su residencia en un discurso que pronunció hoy en un acto público en Campo Grande, la capital de dicho estado.

Según Dos Santos, los interlocutores afirmaron que, tras el asesinato del alcalde de Santo André, él "será la próxima víctima".

Por otra parte, asumió hoy el reemplazante de Celso Daniel, João Avamileno, con un chaleco antibalas y varios guardaespaldas.

Fuente: Tribuna da Imprensa y EFE

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?