Suscriptor digital

Acosado por críticas, el CEO de Uber abandonó un consejo de asesores de Donald Trump

Acosado por críticas, el CEO de Uber abandonó un consejo de asesores de Trump
Acosado por críticas, el CEO de Uber abandonó un consejo de asesores de Trump
Travis Kalanick intentó explicar que "no tenía la intención de ser un apoyo al presidente o a su agenda"
(0)
2 de febrero de 2017  • 20:59

El CEO de Uber, Travis Kalanick, abandonó un consejo de asesores que había creado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, luego que muchos clientes borraran de sus celulares la moderna aplicación por considerar a la empresa de transporte privado un aliado del gobierno, informó hoy la prensa local.

El diario The New York Times publicó hoy un email interno del CEO de Uber a sus empleados en el que les comunica su decisión, un día antes de la primera reunión programa para el consejo de asesores empresariales creado por Trump y compuesto por varios importantes CEOs.

En el email, Kalanick explicó que su participación en el consejo "no tenía la intención de ser un apoyo al presidente o a su agenda", pero que "desafortunadamente" fue interpretada por muchos clientes de esa manera.

Sin embargo, la campaña en las redes sociales (#DeleteUber, borrar a Uber) comenzó no por la participación de Kalanick en el consejo de asesores presidencial, sino por la negativa el fin de semana pasado de la empresa de plegarse al paro declarado por el gremio de taxistas neoyorquinos en repudio al veto migratorio decretado por Trump.

El viernes pasado Trump firmó un decreto que prohibió la entrada del país por 120 días a todos los refugiados, de manera indefinida a los sirios y por tres meses a los ciudadanos de seis países de mayoría musulmana: Irak, Irán, Yemen, Sudán, Somalía y Libia.

Estas medidas, que comenzaron a ser ejecutadas al día siguiente, provocaron de inmediato una ola de protestas masivas dentro y fuera del país y desataron el repudio de gobiernos extranjeros, entre ellos sus principales socios europeos y las naciones que se vieron afectadas por el decreto.

También generó un repudio masivo de grandes empresas estadounidenses y algunos gestos de solidaridad, como la de Lyft, el principal competidor de Uber, que donó un millón de dólares a la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), una de las ONGs más importantes del país para apoyar la demanda que presentó contra el gobierno por la prohibición de ingreso al país de refugiados y ciudadanos musulmanes. "Nunca nos callaremos ante las amenazas contra nuestra comunidad", aseguró Lyft en un comunicado.

En total, ACLU recaudó más de 24 millones en donaciones desde que Trump firmó el decreto migratorio el viernes pasado y los abogados de la ONG comenzaron a trabajar, desde los propios aeropuertos estadounidenses, para liberar a los pasajeros extranjeros detenidos por la nueva norma.

Esta decisión de Lyft le valió numerosos nuevos clientes y, por primera vez, varios analistas consideraron que la joven empresa había superado a Uber en cantidad de viajes y clientes en algunas de las principales ciudades de Estados Unidos, casualmente las mismas que fueron copadas por las protestas masivas anti Trump.

Agencia Télam

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?