Admite la Casa Blanca que el ántrax fue interno

Las pistas apuntan a fuentes domésticas
(0)
18 de diciembre de 2001  

WASHINGTON.- El gobierno de los Estados Unidos reconoció ayer que las esporas de ántrax enviadas por correo a legisladores y medios de comunicación podrían provenir de una cepa norteamericana.

“No tenemos conclusiones definitivas, pero las pruebas apuntan cada vez más hacia una fuente interna”, declaró el vocero de la Casa Blanca, Ari Fleischer.

Más tarde, el presidente George W. Bush señaló que el gobierno aún busca el origen de las esporas de la bacteria, que en Estados Unidos mató a cinco personas y contaminó a otras trece.

“Tenemos diferentes sentimientos sobre esto y reunimos la mayor información posible. Cuando tengamos conclusiones definitivas las compartiremos con el pueblo estadounidense”, indicó.

Origen militar

En un artículo reciente, el diario The Washington Post había afirmado que las esporas enviadas a las oficinas del Congreso eran idénticas a los cultivos del bacilo almacenado desde 1980 por el ejército norteamericano.

Aunque son numerosos los laboratorios que poseen la cepa Ames, una de las más peligrosas y la que fue usada en los recientes ataques bioterroristas, hasta ahora se encontraron sólo cinco laboratorios que tienen esporas genéticamente idénticas a las presentes en las cartas dirigidas al Senado, según las mismas fuentes.

Sorprendentemente, los cultivos de esos laboratorios proceden todos de una sola cepa militar en el país: el Instituto del Ejército de Investigación Médica sobre Enfermedades Infecciosas de Fort Detrick, en Maryland.

En tanto, ayer concluyó la fumigación de los sistemas de ventilación del edificio Hart del Senado estadounidense, uno de los más afectados por la ola de ataques con ántrax.

La agencia federal de protección ambiental dijo que, sin embargo, deberán pasar al menos siete días para comprobar si el trabajo de fumigación resultó efectivo.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.