Advertencia para la representante de Obama en la región

Su pliego fue aprobado, pero con la amenaza de los republicanos de vetarlo en el Senado
Silvia Pisani
(0)
30 de noviembre de 2011  

WASHINGTON.– Roberta Jacobson, la elegida de Barack Obama para su diplomacia con América latina, logró ayer el visto bueno de los senadores de la Comisión de Relaciones Exteriores, aunque con la expresa advertencia republicana de ejercer veto y bloquear su designación cuando ésta sea votada, en protesta por la "falta de resultados" en la política regional.

"Reservo todas las armas que tengo como senador y entre ellas figura ejercer un bloqueo cuando el puesto de Jacobson sea llevado a votación al recinto", previno el senador republicano Marco Rubio, uno de los que han promovido un proyecto para sancionar por ley a nuestro país.

Rubio, sin embargo, se mostró más dispuesto a conciliar con la administración de Obama en lo que refiere a las presiones hacia nuestro país en materia de "incumplimientos" financieros. "La Argentina es un país que debe ser aliado de los Estados Unidos. Prefiero que podamos llegar a un entendimiento por la vía diplomática antes que por el efecto de medidas de mano dura", dijo, ante una consulta de LA NACION.

Pero en línea con lo anticipado por LA NACION, ratificó la amenaza de veto contra Jacobson "si no hay modificación" de la administración demócrata en lo que se refiere a la política hacia Cuba y Nicaragua.

De hecho, aseguró que ejercerá su derecho al bloqueo si la Casa Blanca no adopta medidas para "propiciar" que Nicaragua regrese al "orden constitucional" o si no adopta sanciones adicionales al gobierno cubano por el encarcelamiento del estadounidense Alan Gross.

El reglamento del Senado contempla que el veto de un solo legislador puede bloquear la designación de un funcionario por tiempo indeterminado.

Tanto Rubio como su par republicano Bob Corker emitieron los únicos votos en contra de la confirmación de Jacobson, contra 17 en favor del resto de los integrantes del comité. Entre los votos positivos hubo otros siete de republicanos.

De alguna manera, los demócratas intentaron conciliar posiciones con los republicanos de cara a la estratégica designación e, incluso, aceptaron y hasta compartieron críticas hacia la gestión de Washington en la región.

"El hemisferio occidental es un área clave para Estados Unidos, pero de alguna forma las últimas administraciones, incluida la actual, no han logrado concederle la atención que merece", concedió el titular del comité, el demócrata John Kerry.

"Nosotros confiamos en que, de ser confirmada, Jacobson ayudará, precisamente, a darle esa atención", añadió Kerry.

Rubio, en cambio, justificó su voto en contra y la amenaza de veto como una expresión de "preocupación por las políticas de la administración en el hemisferio", por lo que se comprometió a "votar contra cualquier persona nominada para un cargo en la región hasta que se enfrenten esos asuntos". En concreto, se refirió a la "falta de oposición clara" del gobierno estadounidense al reciente proceso electoral en Nicaragua, que derivó en la reelección del presidente Daniel Ortega, y a la situación del contratista norteamericano Alan Gross, detenido en Cuba por supuestas actividades de espionaje.

Jacobson fue nominada para ocupar el cargo de secretario adjunto para el Hemisferio Occidental que dejó vacante el norteamericano de origen chileno Arturo Valenzuela.

La funcionaria, de reconocida trayectoria en el Departamento de Estado, ejerce de hecho la función, pero para ser confirmada en el cargo necesita la confirmación del pleno del Senado y sobre la que pende la amenaza de veto de Rubio. Si, en cambio, el senador se retracta, Jacobson será votada y se convertirá en la primera mujer en dirigir las relaciones de Estados Unidos con la región.

Uno de los datos llamativos de la jornada fue que el senador por Florida se mostró dispuesto a separar las diferencias con la Argentina de su embestida contra la diplomacia regional de los demócratas.

"Me gustaría pensar que con la Argentina se puede llegar a un entendimiento dialogando más que por la vía de la mano dura", dijo a LA NACION. Un entendimiento que, según se señaló en medios legislativos, debería incluir que el gobierno de Cristina Kirchner "se tome en serio" los compromisos financieros internacionales, en particular aquellos que afectan a inversores norteamericanos.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.