Advierte el FBI sobre un alza de la criminalidad

Alarmante giro en los índices de violencia
Alarmante giro en los índices de violencia
(0)
24 de junio de 2002  

WASHINGTON.- Después de una década marcada por la declinación de los índices de violencia, los crímenes aumentaron en Estados Unidos durante 2001, encendiendo una luz de alerta sobre el retorno de un flagelo que parecía bajo control después del pico alcanzado en la década de 1980.

El FBI difundirá hoy la nueva radiografía de la violencia en Estados Unidos, que revelará que respecto de 2000 la violencia aumentó un 2 por ciento el año pasado, y aportará un dato preocupante: los crímenes mayores, es decir los asesinatos, tuvieron un crecimiento del 3,1 por ciento.

Washington D. C., considerado como uno de los lugares más violentos de este país, estará esta vez muy lejos de la tendencia nacional, con registros muy por debajo del promedio, informó ayer The Washington Post.

El informe sobre criminalidad del FBI marcará el fin de la tendencia declinante en los últimos nueve años, justo cuando el Capitolio ha estado envuelto en fuertes debates sobre las propuestas para reducir o eliminar medidas contra el crimen, a partir de la caída en los índices de violencia.

Esa discusión se abrió fundamentalmente luego del ataque terrorista del 11 de septiembre y de la propuesta para redefinir los objetivos del FBI, más abocado desde los atentados a la lucha antiterrorista que a su papel histórico de combate contra el crimen.

En el informe no se incluirá a los muertos en los ataques del 11 de septiembre a las Torres Gemelas de Nueva York y al Pentágono, ni las víctimas del avión secuestrado que cayó ese día en Pensilvania. Si se los hubiera tenido en cuenta, el índice de violencia en 2001 hubiera aumentado un 26 por ciento en vez del 2 por ciento registrado, dijeron fuentes del FBI citadas por el Post.

Jóvenes violentos

La caída en los registros de crímenes mayores en la década pasada se produjo cuando el país tuvo sus mayores índices de crecimiento económico sostenido de la historia, durante la administración de Bill Clinton.

Un dato que comienza a alarmar es el número de adolescentes y jóvenes detenidos en actos de violencia, que según especialistas está directamente vinculado con la merma en el crecimiento económico. Los homicidios tuvieron un crecimiento abrupto en Boston, con un salto del 67 por ciento, mientras que en Houston, Atlanta, Saint Louis y Phoenix hubo subas también de dos dígitos.

En cambio, los asesinatos continuaron cayendo en Nueva York -sin contar las víctimas de los atentados-, mientras que, en Chicago y Los Angeles, se mantuvieron en los mismos niveles de los años anteriores. Según el informe, en el nivel nacional los homicidios crecieron 3,1%; las violaciones, 0,2; los robos, 3,9, mientras que los asaltos agravados cayeron 1,4 por ciento. Las violaciones contra la propiedad se incrementaron 2,2 por ciento.

La administración de George W. Bush ha propuesto reducir las subvenciones a las policías departamentales y locales, que había fortalecido su predecesor Clinton, y a cambio impulsa un aumento en el poder del FBI, un giro que despierta resistencia entre los demócratas en el Congreso.

Delitos impunes

  • LONDRES (AP).- Ante datos que indican que gran parte de los crímenes permanecen impunes, el gobierno británico se prepara para lanzar la reforma judicial más radical en años. Según una investigación publicada por The Observer ayer, en los últimos 20 años no sólo aumentó la cantidad de delitos mayores sino también la de los crímenes que no son sancionados.
  • MÁS leídas ahora

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.